13 oct. 2011

El milagro de los Andes

Así fue denominado el accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, hace exactamente 39 años. El 13 de octubre de 1972 este avión despega con 5 tripulantes y 40 pasajeros la mayoría de ellos jugadores de rugby, los "Old Chistrians", que iban rumbo a Santiago de Chile a jugar un partido. No llegaron porque se estrelló en la cordillera de los Andes de Mendoza, en Argentina. Los 16 supervivientes sufrieron un infierno helado durante 72 días, en el que tuvieron que practicar la antropofagia para sobrevivir.

Era un hecho que ya conocía de antes, pero en el que nunca me había parado a pensar. Recuerdo que mis padres vieron la película, y recuerdo pasar por el salón varias veces y ver las imágenes de la cordillera, del avión, de gente... pero no le prestaba atención. Fue quizás hace 10 años. Ahora rescato esta historia, porque en "psicología diferencial" una de las prácticas que tenemos que hacer es analizar la película "¡Viven!" que se basa en esta historia. Observar las características de los personajes, sus rasgos, sus estados, diferencias y situaciones clave. Vi la película, y me pasé llorando gran parte de ella. Es dura, pero seguro que ni la milésima parte de lo dura que fue la experiencia para los supervivientes. Más que por la película en sí, lloraba por saber que eso había ocurrido de verdad, que unas personas tuvieron que vivir eso. No sé explicarlo. El caso es que el tema me ha interesado y me puse a investigar más allá de lo que nos pedía la profesora.

Lo leí todo en la wikipedia sobre el accidente, también encontré la página oficial donde venían varias entrevistas, que me dejaron la piel de gallina. En especial con esta pregunta a Fernando Parrado:


¿Hoy en día que es lo que más recordás?
Me acuerdo de momentos, del frío espantoso... Me acuerdo de mis amigos que no tuvieron mi suerte y que eran mucho mejores que yo y se murieron y me acuerdo de un momento que fue el más horrible de todos, cuando con Roberto subimos al pico más alto de los Andes esperando ver verde y chimeneas con humo y nos encontramos con el mismo panorama desolador de siempre: montañas y montañas y montañas cada cual más alta y los dos estábamos allí parados mirando eso. Te puedo decir que me derrumbé.....ayyy (ese ayy fue desgarrador, lo dijo despacito, le salió del alma y me trasmitió terror).Pero no podíamos permitir que los sentimientos nos controlaran y le dije a Roberto que no me quería morir parado en la montaña, que me iba a morir caminando y que teníamos que seguir al oeste.

Desde la película, se le da un enfoque totalmente diferente de esa escena en la que suben al pico más alto. Y creo que es una de las más importantes, en la que Fernando se muestra positivo y con esperanzas (cuando fue todo lo contrario). Ahí me planteé que obviamente la película no había sido todo lo fiel que debería. Una compañera de clase, se estaba leyendo el libro y me contó que varía en bastantes cosas. Por ejemplo en la película, la única mujer que sobrevivió al accidente (aunque luego muriese debido a un alud), se negaba a comer a los fallecidos y en cambio sí que lo hizo, por sus hijos. Para sobrevivir y volver a verlos. Ese era el primer libro que se escribió para aclarar todo lo que sucedió en esas cordilleras. Luego se hizo la película, pero hay muchos otros libros sobre el tema. El último publicado en 2008 "La sociedad de la nieve" por Pablo Vierci, donde se recogen los testimonios de los 16 supervivientes.

Yo he visto en youtube también la última película/documental sobre este hecho, de 2008 dirigida por Gonzalo Arijón. Os lo recomiendo porque si no conocéis bien la historia y no habéis leído nada sobre ella, lo explican todo y además en primera persona. También he llorado en un par de ocasiones. Y también me doy cuenta de lo injusta que ha sido la película ¡Viven! Tengo poca idea sobre cine o guiones, y no sé si es difícil que en una película haya muchos protagonistas, porque se centran solamente en Fernando Parrado, Roberto Canessa (estos dos lo puedo entender, fueron ellos los que hicieron la expedición y los que salvaron al resto) Carlitos Páez y Marcelo Pérez (capitán del equipo y que en la película lo llaman Antonio). Pero fueron 16 los protagonistas, fueron 16 personas que aportaron todo a esa "Sociedad en la nieve"


Me sigue pareciendo increíble la historia ¿Cómo lo hicieron? ¿Cómo fue posible? Yo me lo pregunto, pero ellos dejaron de hacerlo. Es lo que pasó, y no quieren ni tienen que buscarle explicación. Leí en algunas de las entrevistas más recientes que les hicieron, que no lo consideraban un milagro (siendo católicos). No fue mano de Dios, sino la del hombre. Me fascina esa lucha, ese amor a la vida que tuvieron.

"La alegría de estar vivo, puede por encima de cualquier otro sufrimiento"
José Luis Iniciarte

No se rindieron, no se dejaron morir. Lucharon con todo el valor, tuvieron un coraje impresionante y mucha determinación. Eran situaciones extremas, estaban aislados, estaban en otro mundo y tenían que ser otros:

"Y abrí los ojos. A 20 cm de mi mano, un cuerpo. Le toco la yugular y veo que está muerta, y para avanzar tuve que pisarle el pecho. Ahí ya me había transformado en un ser primitivo. Ya estábamos en otra cultura"
Gustabo Zerbino

¿Sería el hecho de que eran jóvenes (entre 19 y 25 años) y con buena forma física? Fue mucho más que eso, la mayoría eran amigos y cooperaron entre todos. Tuvieron entrega y perseverancia. Mucha fuerza. Tuvieron que organizarse y vivir otro tipo de rutina:

"Desarrollamos una sociedad donde; el dinero era papel, el agua había que crearla, donde el cuerpo de un muerto pues... es la comida que yo estoy necesitando"
Roberto Canessa


Y el momento de decidir cómo alimentarse. ¿Acaso podéis imaginaros llegar a esa situación? No es sólo el hecho de comer carne humana, sino comerte a tus compañeros. Era algo en lo que muchos pensaban, y no se atrevían a decir en público... pero tuvo que llegar ese momento. Y no tuvo que ser nada fácil, ya no sólo el hecho de ponerse de acuerdo, sino de actuar. Canessa y Zerbino fueron los primeros en tomar la iniciativa. La escena de la película es impactante, pero como lo cuenta Zerbino impacta verdaderamente más. Qué valentía, ganas de luchar y de agotar todos los recursos. Y el amor y deseo de todos por ayudar a los demás, hacían pactos por si uno se moría, que utilizasen su cuerpo para que se salvase el resto. Y otra decisión durísima, en la que Nando antes de ir a la expedición con Canessa, les dice al resto que tienen su permiso para comerse a su madre y a su hermana. Es algo que se escapa a mi, no puedo entender cómo pudieron hacerlo (que debían, estoy de acuerdo y lo apoyo). Realmente me alegro de que se hubiesen salvado, no podía ser de otra forma después de todo lo que habían luchado.

Y retomando el tema de que eran católicos, la fe les ayudó mucho. Yo soy atea, y es algo que me cuesta muchísimo entender pero fue muy importante para que mantuviesen sus esperanzas. Hay una parte de la película en la que dice Carlitos:
"¿Qué hemos hecho para que Dios nos pida que nos comamos los cuerpos de nuestros amigos muertos?"
Eso tendría que enfadarles mucho, a parte de por otras muchas cosas... es por eso por lo que no creo en Dios. Si es tan bueno y misericordioso no nos haría estas putadas. Aún así, ellos seguían teniendo fe en él y rezando. ¿Cómo fueron capaces de perdonarle? Le tenían muy presente y se aferraban a él. Antonio Vizintín contesta a esta pregunta:

El Dios que conocieron allá ¿era el mismo que vos creías o veías cuando ibas a misa?
No, muchas veces decíamos allá que notabas la presencia de Dios, es decir, tú acá te crees que sos muy capaz, que sos muy grande, muy fenómeno y allá cuando estás en la montaña te das cuenta de lo chiquito que sos, de lo grande que es la naturaleza y de lo inmenso que es Dios, entonces allí pones las cosas en su lugar.

Pero ellos fueron grandes, y fueron fenómenos, me hace pensar en la humildad que deberíamos tener, todo lo que me planteo ahora, ellos tuvieron que vivirlo y de qué manera. Cómo tuvo que cambiar sus vidas esta experiencia... Son todo un ejemplo, mi mas profunda admiración para todos ellos. Cada acción, cada decisión que tomaron les llevó al éxito. El hecho de que Fernando Parrado y Roberto Canessa anduviesen y escalasen todas aquellas montañas durante 10 días era una locura, y más todavía en sus condiciones. Pero lo hicieron. Ahora, si nos quedamos un día sin internet ya nos estamos quejando. Nos quejamos por tantas cosas y muchas de ellas insignificantes. No puedo imaginar lo que tuvieron que sufrir, y ni quiero imaginar qué hubiese hecho yo en su lugar. Esta historia me ha dejado "helada" y tengo muchos pensamientos que no sé ni plasmar.

Y ellos, ahora casados y con hijos... no dejan de contar y revivir aquella experiencia. Fue una historia conmovedora y todo el mundo se hizo eco de ella. Han creado una fundación: http://www.fundacionviven.org/main.asp donde hacen campañas para concienciar a la gente de la importancia de donar órganos y "tiene además como cometido la preservación y difusión de la memoria de acontecimientos y personas relacionadas al episodio de la cordillera, y actividades educativas basadas en los valores principales que dejó esa experiencia en los protagonistas en la montaña y fuera de ella."

Esta es una foto de la cruz conmemorativa en el lugar de los hechos, denominado "Valle de lágrimas". Desde luego, es una historia que no debe ser olvidada y en la que todos tenemos que reflexionar. Yo no paro de hacerlo últimamente.

3 comentarios:

  1. PLAS PLAS PLAS! aplausos y mas aplausos para esta entrada.
    Me ha encantado Sally, de verdad! me ha parecido muy emotiva.

    A mi siempre me ha gustado mucho la peli. Aunque reconozco que de pequeña me traumó bastante (creo que de ahí radica mi miedo a volar), hace unos años la revisioné ya siendo adulta y ahora la tengo entre mis favoritas.

    A raíz de la peli yo también investigué mucho sobre lo que pasó...he leido fragmentos de entrevistas a Canessa y Parrado y he visto algunos documentales. Y es realmente escalofriante la simple idea de pensar de que todo aquello pasó en realidad. Y de que la realidad, como siempre, supera a la ficción.
    Como bien dices tú....yo tampoco sé lo que habría hecho en una situación así. Pero soy histérica y cobarde por naturaleza...así que mi historia habría sido bien distinta. Mi reacción habría sido algo asi como el "Estamos perdiditos, perdiditos perdiditos!" de Flanders xD.

    Leí también que mucha gente los criticó por el hecho de que tuvieran que comerse a sus compañeros. Yo creo que su actitud fue tan valiente y tan admirable que cualquier "mal" acto que pudieran cometer está más que justificado. Ya me hubiera gustado ver a todos esos bocazas qué habrían hecho allí arriba.

    Con tu entrada me han dado ganas de revisionarme la peli, jeje. Pero primero veré este documental que has puesto.

    Besitos! ^^

    ResponderEliminar
  2. La escena del accidente es... muy dura, y si la ves de pequeña normal que alguna secuela te deje. Y no es ninguna tontería, yo mi trauma con Freddy es por ver apenas UNA ESCENA de la serie.

    Acabo de terminarme otra vez la película, que la primera me la vi del tirón, pero en esta he tenido que parar y apuntar cosas. Y me ha costado no soltar la lagrimilla...

    Además, es que justo ese año fue el de más nevadas... y lo de la avalancha... es que son cosas que además me dan muchísima rabia porque lo dificultó todo más.

    He editado la entrada, hablando de lo de la antropofagia, que se me había olvidado. Sin palabras... y lo "bonito" es que las familias de los fallecidos apoyaban totalmente ese acto. Ellos podían ser los únicos que podrían haber opinado. La gente es que es muy de hablar sin tener ni puta idea...

    Muchas gracias por comentar Mo ;) Yo quizás me lea el libro, pero más adelante porque me estoy implicando demasiado en la historia.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. carlos ya sabes quien23 de octubre de 2011, 12:36

    Muy interesante sally, ya me hablaste del trabajo por skype y no sabía que había llegado a interesarte tanto... Yo vi la película hace un montón, ya casi no me acuerdo pero me acuerdo de que era muy dura. Yo me pongo como nervioso pensando en lo que tuvieron que vivir, me da como angustia no sé... la verdad, es que tener que estar toda la vida hablando de ello debe ser una gran mierda!
    un beso, me ha encantado esta entrada

    ResponderEliminar