28 ago. 2013

Llegué con un día de retraso

Llegué con un día de retraso a la universidad, y llego con un día de retraso para felicitarle en este blog. Cuando entras recién a la universidad, perderte el primer día es como perderte un año, cuando llegas... la gente ya se ha conocido. Y lo nuestro fue aún más difícil porque el grupo al que pertenecíamos, muchos de ellos ya habían estado juntos en un curso 0 de estadística. Penetrar en esa masa ya compacta fue difícil, pero  yo pude entrar gracias a un agujerito que fueron abriendo M, F, V y J.  

En todos mis recuerdos de primer año aparecen ellos. Eramos muy distintos y a simple vista podría parecer increíble que encajásemos, pero yo sabía que con J lo haría. Siempre lo digo, y siempre lo diré (y él lo dice de mí) pero sabía que era de los míos. Un chico muy serio aparentemente, con el que yo cogí confianza enseguida y al que me tomé la libertad de pegar muy a menudo. No sé cómo me aguantabas.

30 jun. 2013

Profesores 10

Mis años de universidad no los recordaré especialmente felices, pero afortunadamente algunos profesores me ayudaron a sobrellevarlos. Y mis amigos, por supuesto. Gracias por la paciencia.

Voy a hablar brevemente de ellos, con nombres y apellidos para que si algún estudiante de psicología de la UCM se le ocurre buscarles en google, puedan leer esta entrada y decidirse a coger sus materias y tener el placer de ser sus alumnos.

26 jun. 2013

Graduación

Desde que empecé este último curso, pensaba en el día de mi graduación. Me hacía bastante ilusión, sobre todo por mi familia. Sé que para mis padres esto es muy importante y oí a mi padre decir que el día de la graduación de mi hermana fue uno de los más felices de su vida, así que quería que la mía también lo fuese para él. Sé que el simple hecho de que la tuviese era suficiente, pero aún así yo quería que fuese perfecta. Cada vez que un amigo se enteraba que estaba dentro de la organización me decía “Pero ¿cómo te metes en esto?" Y eso me preguntaba yo a veces, pero la razón era esa, quería que fuese perfecta para mis compañeros, para mi familia, para mí. Llamadme soñadora si queréis.

Tuvimos muchísimos problemas a la hora de organizar las dos graduaciones; la primera promoción de Grado y la última de Licenciatura. Además, al principio no me sentía cómoda con las integrantes de la organización y todo esto hizo que fuese perdiendo la ilusión por aquel día. Y eso que yo no fui de las que más responsabilidad tuvo, no sé cómo pudieron aguantarlo ellas. La semana previa fue el horror y lo único que quería era que pasase ese día para olvidarme de todo. Ya era una carga.

Y llegó el día, el 22 de junio de 2013. Empezó mal gracias a la peluquera que tardó 50 minutos en hacerme un peinado que una chica en youtube se hace en 3, y que encima a ella le quedó mejor. Me cobró un pastizal por la mierda que me hizo, por suerte para ella tenía mucha prisa y no monté un pollo. En mi casa me estaba esperando mi familia, y A. que vendría a echarme una mano ese día y sería azafata en la graduación.

26 may. 2013

El camino no termina

Ayer tuve, la que espero que sea, la última clase de la carrera. Y por supuesto, tenía que ser estadística. El lunes 27 tengo el examen. Por favor, no puedo seguir con ella... me la tengo que quitar de encima APROBANDO. Pero no es de esto de lo que quiero hablar, es de lo que implica el último día de carrera. El último día.

Me da igual. Porque sé que esto no ha acabado. Tengo que hacer un máster oficial. ¿Por qué?  ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Según el COP;

Según la normativa actual en España el Grado en Psicología es suficiente para trabajar como psicólogo, excepto en el ámbito sanitario. No obstante, no es acertado que sea así. El estándar de formación establecido como óptimo para que los psicólogos trabajen en Europa es el Certificado Europeo de Psicología, el denominado modelo EuroPsy. Este modelo, trasladado al esquema de titulaciones de España, equivale a una formación de Grado más un Máster, y dota de un nivel de preparación exclusivamente generalista.

Puedo tener la suerte de que alguien me contrate sin haber hecho un máster, es un “alivio” saber que al menos es posible esa opción, pero muy poco probable. .

22 may. 2013

Hurricane

Didn’t know what this would be
But I knew I didn’t see
What you thought you saw in me

I jumped the gun
So sure you’d split and run
Ready for the worst before the damage was done

The storm never came
Oh it never was
Didn’t know getting lost in the blue
He damned how I ran after losing you

Welcome to the inner workings of my mind
So dark and foul I can’t disguise, can’t disguise
Nights like this I become afraid
Of the darkness in my heart
Hurricane

What’s wrong with me
Why not understand and see
I never saw
What you saw in me
Keep my eyes open
My lips sealed
My heart closed
And my eyes peeled


19 may. 2013

Procrastinación II

Como os comentaba en la entrada anterior, Carlos Arroyo habló sobre 10 formas de luchar contra la procrastinación. Os las resumo y luego paso a hablaros de las que yo he utilizado siempre, antes de saber que esto existía;

  1. Establecer metas. 
  2.  Tomar decisiones y comunicarlas. 
  3. Apoyarse en rutinas positivas para automatizar el trabajo y alejar tentaciones. 
  4.  Romper la barrera del minuto -1. 
  5.  Evitar las tentaciones para evitar los peligros. 
  6. Anotar ideas para expulsarlas de la mente. 
  7. Buscar la cara agradable de lo desagradable. 
  8.  Visualizar los logros deseados para vivirlos por anticipado. 
  9. Evitar los argumentos autoabsolutorios o autopermisivos. 
  10.  Combatir el aburrimiento. 
Y la madre de todos los supuestos: Suprimir las tentaciones electrónicas.

13 mar. 2013

Procrastinación

Hoy no he ido a clase. El cansancio físico me supera, y el mental también aunque no lo parezca. Tengo que pensar, planear, organizar, hacer... TANTAS COSAS que no hago nada. Me duele horrores la cabeza siempre, en la zona del lóbulo frontal que precisamente se encarga de las funciones ejecutivas ¿Casualidad? No lo creo. ¿Azúcar? No gracias.

Sobre las 15:00 hice una listita con cuatro cosas que debía hacer hoy. Son las 21:00 y acabo de hacer la primera, que es mandar un email. En mi defensa diré que era un email... complicado. Y aquí estoy, sintiéndome la mierda por no haber hecho nada más en todo el día. Lo "bueno" es que ahora sé lo que me pasa. Siempre digo que es un gran paso ser consciente de un problema, para poder superarlo... pero aún así cuesta mucho, muchísimo. Al menos encontrarle una explicación me calma un poco (o no). Y ¿qué es lo que me pasa? Pues que soy una procrastinadora. Y eso lo sé gracias a mi querido L. que me abrió los ojos con este artículo que recomiendo que leáis.

30 ene. 2013

Sonrío


Martes 29 de enero del 2013. Fecha para redondear en el calendario.

Empiezo el día habiendo dormido 2 horas, y mal. Voy a la facultad a hacer el examen de evaluación  y diagnóstico psicológico. Una asignatura que no es difícil (pero sí de estudiar mucho), que a mi me tenía bloqueada, me daba miedo. Por esta asignatura tuve que pasarme a grado, una larga historia... que no olvidaré, ni a la responsable. Cursé la asignatura el año pasado, suspendiendo febrero y septiembre. Este año otra vez. -A la quinta va la vencida- me decía...

Estando en la parada del autobús me llaman. Es S. para decirme que mi tutora C. está enferma y que no puede ir al centro, si puedo sustituirla yo. Se me abren los ojos; -sí claro, sin problema- y mientras haciéndome caquita. Pero muy emocionada,. llegó el momento de enfrentarme yo sola a las sesiones con mis cinco grupos de niños, más el adolescente en sesión individual. S. me dice que me va a ayudar a prepararlo y me desea suerte para el examen. Cuelgo y no hago más que pensar en lo que va a pasar por la tarde. -Céntrate, termina de repasar que todavía no te sabes bien los test multidimensionales de la personalidad- pero no podía, al final lo hice.

Llego a la universidad. Entro en el salón de actos y me encuentro con dos compañeras de clase de la especialidad que ni sabía que tenían esa asignatura con esa profesora. -¡Lady Amish está embarazada! ¡otra vez! Si vuelvo a suspender, con suerte en la revisión está hormonal y lo consigo- Debía estar de 8 meses. Comienza el examen. 30 preguntas 3 opciones. En la primera tanda 19, al final consigo llegar a contestar 21 preguntas. "No voy a pillar" decía, mis cojones.

6 ene. 2013

Ese momento...


Ese momento en el que te llegan cientos de emails avisando de comentarios en tu blog, y todos son spam. Ese momento en el que te das cuenta de que tienes que hacer algo; o darle vida o matarlo. Abandonarlo no, si dejo de escribir lo cerraría porque no me gusta que se quede a medias. Yo soy muy de zanjar las cosas, cuando están sin acabar me pongo nerviosa (y así de nerviosa me tiene la vida, que no soy capaz de terminar etapas, ni propósitos, ni unos apuntes de clase).

Todavía no he decidido lo que voy a hacer. Si no escribo no es por falta de ideas, o de ganas... que conste. Es por mi necesidad de hacerlo todo perfecto. Nada de lo que hago es perfecto, pero al menos con lo que hacía me sentía bien. Ahora no. Empiezo a escribir y pienso que es una mierda. Que me ocurra con trabajos de la universidad puede ser normal, porque tengo que esforzarme mucho, condensar miles de ideas, porque me los valoran y de ello depende mi aprobado, pero ¿una simple entrada en el blog? Hasta para eso estoy bloqueada ¡si sólo me leen tres personas!

Pues a esas tres personas quiero darles algo de una mínima calidad. No nos engañemos, todos los que escribimos un blog es porque queremos que nos lean. Queremos que los otros comenten, que opinen, que se sientan identificados, queremos nosotros ser escuchados, comprendidos...
Yo me siento bien escribiendo y me encanta, pero miento si digo que lo hago sólo para mi, si fuese así no tendría por qué publicarlo. Digo esto porque me diréis que eso no importa, que escriba lo que quiera y da igual lo que piensen los demás, y seguramente tenéis razón. Me cuesta asumirlo, pero si decido seguir va a tener que ser así. No escribiré como me gustaría, pero al menos escribiría lo que me gustaría. Al menos escribiría.