29 de jul. de 2012

Hugh Laurie with the Copper Bottom Band

Y por fin llegó el esperado día. Desde las 4:30 preparándome. Debía estar perfecta. Y lo estuve. Cuando quiero salir, empieza a llover, cojo el paraguas y voy hacia la parada del autobús. Espero hasta que llega y en cuanto voy a subirme, me viene un flashazo y recuerdo que no había cogido la entrada. SOY IDIOTA. Vuelvo a casa (la parada está lejos) y veo que faltaban 10 min para las 8:30 que es cuando había quedado con A. Me entra el pánico y le pido a mi padre que me lleve:

- ¿Puedes llevarme a Atocha, por favor?
-No.
-Por favor, que no llego.
-No.
-Por favor, que no me da tiempo a llegar... ¿qué te cuesta?
-Me tengo que vestir.
-Pero si es ponerte una camiseta y llevarme, vas a estar en el coche, nadie te ve...
-No. No te llevo para que aprendas la próxima vez... que llevas desde las 4 arreglándote y sales tarde.
-Aprendo otro día, pero hoy no por favor... POR FAVOR, QUE NO LLEGO.
-¿A qué hora has quedado? A las 8:45.
-Joder, venga... vale. Eres un desastre, no te organizas... (va por el pasillo cagándose en mi)

La conversación fue más larga, imaginad el principio en modo bucle, hasta que casi me pongo a llorar. Dios mío, no podía llegar tarde al concierto... todo tenía que salir bien. En el coche yo creía que nos matábamos porque iba muy deprisa para llegar a tiempo. En un semáforo se nos puso al lado Guillermo Ortega (Paco, de Aquí no hay quien viva).

Llego sana y salva a Atocha, nos reencontramos y vamos juntas hacia el Teatro Circo Price. El camino se me hizo corto, pero una vez sentadas en esos minúsculos asientos sin apenas espacio para las piernas, se me hizo eterna la espera de media hora. Intentando ponerme en una posición cómoda, era imposible porque había que levantarse para dejar pasar a la gente. Puta gente que llegaba tarde. 

Se apagan las luces, se encienden las del escenario y aparece ÉL. Los presentes se dejan las manos aplaudiendo, yo entre ellos. Empiezo a notar cómo se me humedecen los ojos "no llores, que el rimmel no es waterproof y vas a parecer Joker" pensaba. Imposible contenerse, empezó a hablar:


-Buenas noches Madrid ¿Cómo estáis?
-BIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN
-I don't understand the answer... that's all my Spanish.

Pero no sólo sabía eso en español sino que nos dijo un "¿Estáis listos?" y tras un gran "SIIIIIII" Hugh hacía como si encendiese una motosierra al ritmo de la batería hasta que arrancó toda la música y empezó a cantar 'Mellow Down Easy' . Durante toda la canción se me salían las lágrimas, no era capaz ni de dar palmas. Me temblaban las manos. Es algo que no podría explicaros, este hombre me fascina desde los 15 años. Es un gran actor, un gran cómico, y un gran músico (incluso ha escrito dos libros). Admiro mucho su trabajo, y a parte de lo profesional... es que él como persona es un crack. Lo ves en entrevistas, en las tomas falsas... y lo vimos en el concierto. Es todo un showman que supo conducir de maravilla el espectáculo y entretenernos, hacernos disfrutar. Decía que iba a tocar canciones: "obviously we're going to play songs ... we are not going to play frisbee" (esta broma siempre la hace, pero cambiando el deporte). Luego, para introducir las primeras canciones decía: "ahora vamos a tocar una canción... lo he hecho otra vez ¡PUES CLARO QUE VAMOS A TOCAR UNA CANCIÓN!" 


Antes de seguir, quiero citar estos dos párrafos que escribió en su página web como introducción del álbum:

Worst of all, I’ve broken a cardinal rule of art, music, and career paths: actors are supposed to act, and musicians are supposed to music. That’s how it works. You don’t buy fish from a dentist, or ask a plumber for financial advice, so why listen to an actor’s music?

The answer is – there is no answer. If you care about provenance and genealogy, then you should try elsewhere, because I have nothing in your size.

Toca el piano desde los 6 años, es evidente su pasión por la música. Cómo habla de ella, cómo la interpreta, el respeto que muestra. Puede que no tenga una gran voz ¿y qué si es actor? transmite y nos hace sentir la música, su Blues. Nos contaba la historia e interprete de cada canción, y hubo una frase que me gustó mucho: "Es curioso cómo la música atraviesa océanos y siglos". Después interpretó 'St. James Infirmary', el principio con el solo de piano me pone la piel de gallina. A continuación presentó a toda la Copper Bottom Band con grandes elogios para cada uno; el guitarrista Kevin Brait (que tenía a su lado unas 6 guitarras que fue intercambiando con cada canción), David Piltch con su sombrero tocando el contrabajo, Vincent Henry con el viento (saxofón, armónica y creo que clarinete) Patrick Warren al teclado (y creo que fue él quien tocó el acordeón), Jay Bellerose el batería trajeado y la genial Jean McClain a los coros, que nos animaba constantemente a dar palmas y lo daba todo. Daba gusto verles actuar juntos, Hugh les daba el protagonismo que merecen.


Estábamos encantados con el espectáculo que nos estaban ofreciendo. Y me atrevo a decir que ellos también lo estaban, o por lo menos Hugh estaba impresionado por la cultura musical de los espectadores. Cada vez que nombraba a uno de los autores de los temas, la gente los reconocía y gritaba o aplaudía. Él iba haciendo el recuento de los que había nombrado y los que el público conocía, y en sus discurso los volvía a nombrar para que gritásemos hasta que dijo; "no, no lo voy a hacer más porque puede alargarse la noche". Fijaos si la gente tenía criterio y entendía, que hablando de una canción que a él le encantaba (y de la que todavía no sabía de qué iba la letra), 'Tipitina', nombró a Ella Mae Byrd y dijo: "no aplaudáis, es el nombre de su madre" y entonces alguien dijo en voz alta "Professor Longhair" y Hugh sonrió, le señaló y dijo; "exacto" y el nombre completo del señor, que era muy largo y dijo que ya le hubiese gustado a él llamarse así. Para que luego digan que la gente sólo ha ido a ver el personaje... Nos habló muchísimo, lo entendí casi todo pero había partes que se me escapaban o que ya no recuerdo. Hubo un momento en el que mientras estaba sentado en el piano, se giró hacia la gente que tenía detrás y les dijo: "¿cómo lo lleváis? Solo estáis viendo mi calva..." Ahí solté una carcajada enorme.


También nos dijo al principio que llevábamos muy bien el ritmo de las palmas. Nos animó a que cantasemos con él 'Let The Good Times Roll' y Hugh estaba encantado de que a la primera la gente ya se supusiese la frase (yo no la entendía). ¡Ah! Y mientras se colocaba la guitarra alguien gritó (yo porque estaba lejos, que sino le hubiese gritado un "YOU ARE THE FUCKING BEST!");

Faner: You are brilliant!
Hugh: No...
Faner: YES.
Hugh: (en plan) Oh stop it, you.

Nos dijo que esa guitarra llevaba con él mucho tiempo y que tenía una historia muy larga que no querríamos escuchar. Todos le gritamos que sí, y empieza: "Well, this guitar..." y se empieza a reír. También mientras se colocaba, le ponía eso que se le pone al mástil de la guitarra y dice: "No sé para qué sirve esto, pero veo que la gente lo pone así que yo también". No he mencionado todavía los meneos que se pegaba... mu salao. Yo es que estuve todo el concierto sonriendo, y riendo porque tenía muchos puntazos. 


Nos contó que de pequeño no le gustaban sus clases de piano, que su profesora era muy estricta y que utilizaban un libro con canciones que harían que los niños odiasen la música. Sólo había una canción que le gustaba y justo esa era la que no le dejaba interpretar, se trataba de 'Swanee River'. Pero antes de contarnos esta historia, entró un hombre con camiseta negra y le entregó a Hugh una bandeja llena de chupitos. Hugh hacía como que contaba a los presentes y dijo que no había para todos. Dijo que estaba muy nervioso el día que iba a conocer a la banda, y que no sabía que ofrecerles... así que les dio chupitos de whisky. Brindaron y se lo bebieron mientras nosotros aplaudíamos. Hugh dijo que era un detalle por nuestra parte, jajajajaja. Aunque él desde que entró ya tenía su vasito, que dijo que era "zumo de manzana de 12 años".


Tocaron canciones como 'Winnin' Boy Blues', 'Waiting For a Train', 'Unchain My Heart' (muy buena versión), , 'You Don't Know My Mind', 'Battle Of Jericho', 'John Henry' (interpretada por Jean McClain), 'Buddy Bolden's Blues', 'Changes', 'Yeh Yeh' y muchas más, no en ese orden... claro. Fueron casi dos horas de concierto, lo disfruté muchísimo, era muy feliz de poder vivirlo en directo. Terminaron tocando 'Let Them Talk' no sin antes contar la tienna  historia de la canción. Acaba y todo el público de pie aplaudiendo. Saludaron y se fueron, pero nosotros seguíamos aplaudiendo... y volvieron a aparecer para tocar una canción más; "No nos quedan más canciones" decía, y nos agradeció y a España en general nuestra hospitalidad, que se lo habían pasado muy bien el par de días que llevaban... y muy a mi pesar terminó del todo el concierto. Encendieron las luces y a la salida. He encontrado en youtube el concierto entero grabado hace 9 días en Kiev:



Como buenas fans que somos, quisimos esperar a la salida por si teníamos la suerte de poder verles, sobre todo a Hugh Laurie, claro... aunque me hubiese encantado hacerme una foto con Jean McClain. No sabíamos si había más salidas, por donde irían o qué. Pregunté al de seguridad que estaba hablando con un trabajador de allí si saldrían por esa salida, me dijo que sí mientras me indicaba que me fuese. El chico por detrás me decía con la cabeza que no. Nos echaron, y ya fuera preguntamos a otro señor que nos dijo que seguramente saldrían por la puerta de atrás. Fuimos sin dudarlo, junto con una pareja que conocimos (ya sabéis, esperando siempre se hace piña). Llegamos a la parte trasera y vimos que ya había más gente. Estuvimos esperando, pero nuestro gozo en un pozo. Salieron en una furgoneta con los cristales tintados, yo vi a un fanegas con camiseta negra, que ahora asocio que era el que les entregó la bandeja con chupitos. No estábamos seguras de si eran todos ellos, pero una chica dijo que vio a Jean así que eran ellos. Si al menos a través del cristal hubiese visto a Hugh, me conformaba.

Sabía que era difícil poder verle, pero tenía una pequeña esperanza. Le había escrito una carta... me la guardaré para otra ocasión, quien sabe. El caso es que mi cerebro quiso compensar mi corazón roto y soñé que le conocíamos. Fue muy real, algo que podía haber pasado perfectamente, sentía los nervios, sentía la emoción,  mi voz temblorosa y mi horrible inglés. En cuanto me desperté estuve a punto de enviarle un mensaje a A. para pedirle que me pasase la foto cuanto antes. Y entonces me di cuenta de que fue un sueño, pero aún así no me decepcioné... es como haber vivido ese momento, haberme quitado esta espinita... no sé explicarlo. Me gustó. En fin, hasta otra mi querido Hugh Laurie, espero volver a verte.



(Las fotos son cortesía de Francisco Posse. Aquí tenéis su interesante blog. Gracias)

9 comentarios:

  1. Ay solete, me alegra tanto que pudieras vivir una velada tan especial.

    Yo no es que sea tan fan como tú, pero sí que me gusta mucho él y aunque no había escuchada nada de su faceta musical, lo que llevo visto del concierto me parece brillante.
    Es un crack, eso es así :)

    Una pena que no pudieras saludarle ni verle a la salida. Pero claro, no siempre será tan fácil como con los chanantes, que me parece a mí que nos tienen pelín malacostumbradas XDDDD
    Qué joputa el de seguridad >< Qué le costará por lo menos ser sincero. ¡Qué falta de respeto, joder! Gentuza... ¬¬

    Pero bueno, por lo menos te compensó el sueño, que me encanta por cierto ^^

    ResponderEliminar
  2. Ay tía, me alegro de que lo pasaras tan bien. Yo soy un poco zoquete y de blues y jazz no entiendo mucho pero sé que son estilos imprescindibles para la música. Y me alegro de otra cosa, de que fuese gente tan culta y no sólo gente que fue a ver a House. Lo has descrito todo estupendamente y me he imaginado perfectamente lo de los chupitos y todo lo demás. Supongo que era muy difícil verle a la salida pero bueno, por lo menos lo habéis intentado!
    Bueno, ahora dicen que Hugh va a ser el malo del roboot de Robocob, a ver como le va!!

    Tú sigue soñando! :D

    ResponderEliminar
  3. Quería decir "reboot" de Robocob jaja!

    Y la carta no se la puedes mandar a alguna dirección?

    ResponderEliminar
  4. Que pasada !!!! Me alegro mucho, y he disfrutado la entrada casi tanto como si huviese estado allí !! Espero que te lo hayas pasado genial, y haver si hay suerte y le das la carta !. Confio que que si que la habrá ! ;)

    www.sometimesishard.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Se nota que disfrutaste el concierto :)

    Lo de su calva... bueno, no sé si te fijaste donde se colocaron los fotógrafos durante los dos temas de prensa. Sólo permitió tomar fotos desde ese lado, y a determinada distancia.

    A mí me gustó el concierto en general, eché de menos algún bis más. En cuanto a precio ha sido el concierto "estrella" de esta edición, y este tipo de conciertos son los que se suelen alargar hasta que es hora de cortar por obligación debido al horario.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Por lo que cuentas y por los trocitos que he visto del vídeo que has puesto, veo que es un auténtico crack.
    Además, que se nota un montón que lo hace por diversión y porque le gusta. Y eso se transmite muchísimo y contagia el buenrollo que no veas.

    Y me ha encantado eso de que soñaste con conocerle. A muchos les parecerá una tontería; pero yo comprendo perfectamente que sientas como que lo has vivido de verdad, y que no te decepcionaras al despertar.

    ResponderEliminar
  7. Wow, me ha encantado que la entrada contenga parte de crónica y parte de información sobre lo que hace Hugh (como filóloga, me encanta que hayas incluido una CITA de su página web)

    Y bueno, te repito por aquí que cuando consigas hablar con él, ya tendrás qué decirle: contarle que estuviste en su concierto.

    Muak

    Por cierto, me encanta lo de las reacciones. La idea. Que digo yo que si a alguien le pareces pesada, directamente no te leerá. O sí, pero que se replantee su vida.

    ResponderEliminar
  8. Dejando aparte música e interpretación... a mí, este hombre, me vuelve loca.

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias a todos por vuestros mensajes y bonitas palabras! Me ha encantado tu "sigue soñando" Montse ;) La carta prefiero dársela yo en persona. Pensé en dársela a algún trabajador para que se la diese, pero eso es muy poco fiable...

    Ay Sata... ya ves, qué más le dará al de seguridad decirme la verdad, si él no va a tener que aguantarnos! Imagínate que me quedo ahí fuera horas esperando. Esa gente no tiene corazón!

    Muchas gracias Meritxell! Esa es la intención, que al leerlo poder revivirlo al máximo! :)

    Paco, sí... disfruté mucho! Y como dices, también eché de menos algún bis más...

    Luis, ¡yo sé que nadie mejor que tú me entiende en estos temas! Jajaja

    Aída, me alegro de que te haya gustado! Que venga de una filóloga como tú que escribe tan bien, es un halago :) en serio

    Tequila, MUY FAN de tu comentario... jajajajaja

    ResponderEliminar