16 nov. 2010

Toy Story

Aprovecho mi entrada nº 303 para hablaros de otro 3, en este caso el de Toy Story. Este año se estrenó la tercera y última entrega de la saga. Después de 15 años del estreno de la primera, que vi en el cine con unos 6 años. Yo de antes creía que los muñecos cobraban vida por la noche, y siempre sacaba los peluches más grandes de la habitación por si me hacían algo mientras dormía. Desde entonces trataba mejor que nunca a mis muñecos. Están impecables los que guardo todavía.

Unos 4 años después, estrenaron la 2ª parte. Dicen que segundas partes nunca son buenas, pero estamos hablando de Toy Story... no puede ser malo. Sí es cierto que la primera me pareció mejor, pero gustó igualmente. Ya era más mayorcita y si trataba bien a mis juguetes no era por miedo a que se vengaran de mi, sino porque era una niña ordenada. Demasiado.
Nuevos personajes, algunos que caen bien y otros no. Jessie nunca me gustó, pero lo compensa lo jodidamente adorable que es Perdigón.

Vi las películas un par de veces cada una, pero cuando era más bien una niña... no se me ocurrió volver a verlas una vez siendo "adulta y madura" para entender bien el mensaje de la película. Porque cuando eres pequeño, lo que te hace gracia es la animación la historia en general, los personajes y esas cosas. Pero los mayores disfrutaron tanto o más que nosotros si la vieron. Pues antes de ver la tercera entrega quise ver las anteriores. Se aprende tanto con estas películas... Dios bendiga a Pixar y no tengo nada más que decir.

Fuimos al cine Aída, Pal y yo. Fue un día de lo más intenso: la taquillera del cine nos vendió mal la hora de la entrada y lo cambió a boli. Los dependientes del rodilla nos ignoraban. Una señora cuarentona que se conservaba mejor que nosotras, era gogó y tenía un perro adorable. Tres borrachos a darnos la plasta, que uno de ellos se cayó en la fuente de Plaza de España. Y para finalizar, una drogadicta que nos estuvo contando su vida sexual. Así, dicho todo resumidamente porque todo esto da para otra entrada de blog. Mu rico.

En el cine eramos pocas personas. Había gente adulta y niños también... pero las que más nos hicimos notar fuimos nosotras. Esta película estaba hecha para nuestra generación. Las que más nos reímos y las que más lloramos. Aída hacía todo esto a destiempo. Cuando no tocaba llorar ella lo hacía y a mi me entraba la risa. Todos sabemos que ella es especial, y por eso la queremos tanto.

Respecto a la película, PERFECTA. Para mi, la mejor de las tres... porque tenía de todo, comedia, acción, drama... me hizo llorar, a mi ¿yo llorando por una película? ¡JAMÁS! Pues lo consiguió Toy Story 3. No soy de llorar en películas porque en una hora y pico no me da tiempo a empatizar con los personajes, pero en este caso... después de dos películas en plena infancia, les he cogido mucho cariño. Me reí como nunca con el señor patata/tortita/pepino y me pareció un puntazo el Buzz gitanillo. Los nuevos personajes muy acertados que le dieron mucha dinámica a la película. Han sabido muy bien sacarle el jugo a todos, y tengo que decir que Ken lo bate. La saga no podía acabar de mejor forma y transmitiéndonos un mensaje tan bonito como el de la amistad, el compartir, el ser un equipo, el de las buenas intenciones, los sueños, las ilusiones...


6 comentarios:

  1. La vi en el cine, y tuve que contenerme con el final, porque no puedo (o más bien, no quiero) llorar con gente alrededor. Ahora por tu entrada me han entrado ganas de volver a verla a solas y dejarme llevar :)

    ResponderEliminar
  2. Fue un gran día, sin duda. Cuando peor lo pasé fue cuando salió la cara del payaso en la caravana en primer plano.

    No, espera, no era la misma peli. Bueno, también lloré. Ohhhh!! ¡¡¡Ya sé: LOS HUERFANITOS!!!

    ResponderEliminar
  3. Vengo a dejar mi rúbrica, porque comentar...no puedo comentar mucho ya que no he visto la peli, ni la dos tampoco, y de la primera ni me acuerdo, sólo de la famosa frase de "hasta el infinito y más allá"...

    Pero bueno, que me alegro que no te decepcionara y tal, es lo peor poner tanto sentimiento en una peli y que luego sea una mierda, es como "me habéis destrozado la vida, cabrones" (a mí me pasó con Shrek 1, eso sí, la 2 es mi peli preferida forever and ever)

    MUACS!!!!

    ResponderEliminar
  4. carlos ya sabes quien25 de marzo de 2011, 22:55

    Es un peliculón, que además tengo en dvd, así que cuando quieras te lo dejo! jajajajajajaj a mi también me pareció la mejor de las 3, aunuqe esto me da rabia porque es la única que no ha sido dirijida por john lasseter, que es el fundador de pixar y artífice de las mejores películas del estudio.
    A propósito, me encantó el cameo de totoro en la película, sin duda es un punto más a su favor! deberías ver totoro, así como muchas otras peliculas de studio ghibli, son como toy story 3, peliculas que puede ver un niño, pero que si las ve un adulto también puede sacarle miles de cosas. un beso

    PD: he leido la fábula, no comento porque no sé que comentar jajajajajaj

    ResponderEliminar
  5. Voy a ir por puntos conforme leo la entrada:
    - ¡A mí también me pasaba lo de pensar que los muñecos cobraban vida! Pero no por la noche, sino cuando yo no estaba en la habitación. Una vez les dejé la puerta del armario abierta para que no se hicieran daño al salir.

    - Fíjate que todo el mundo dice que la 1 es cojonuda pero a mí la 2 me gustó más. Es que la cabeza con patas de la 1 todavía ahora me da escalofríos... tendré que volver a verlas. Y sí, Jessy era idiota.

    - Totalmente de acuerdo con lo de que la 3 está hecha para nuestra generación. Los niños se quedan con lo superficial y yo lo viví muchísimo más que ellos. La primera vez que la vi fui con mi novio y su hermana de 11 años y tuve que contenerme. Pero lloré, me reí... y ahora ya la tengo en DVD (edición especial con cuento ilustrado xDDDDDDDDDDDDDDDDD) para disfrutarla cuando quiera. Madre mía, pensaba que con lo del señor pepino me ahogaba de la risa.

    La saga no podría haber acabado de mejor forma *_*

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por los comentarios ;)
    LUIIIIIIS, CUANTO TIEMPO *__* Creí que te había perdido, jajajajaja

    Pues Laly, tienes que verlas... son preciosas. En serio, hazlo... que no te arrepentirás.

    Sé cual es el totoro porque Pal nos lo dijo, jajaja que ella también se emocionó mucho... jajajajaja.

    Carol, qué bonica eres... pensando en su beneficio, para que no se hiciesen daño... jajajaja. Qué guay el DVD *_* tenemos que verla juntas.

    Yo la he visto ya 3 veces

    ResponderEliminar