19 feb. 2011

.

Y entonces, se dio cuenta de que todo lo que admiraba de ella era una mentira. Una máscara para ocultarse de la realidad, un mecanismo de defensa que utilizaba para no derrumbarse, no disolverse. No se podía mostrar tal y como era, porque ni ella misma sabía como era. Pero yo sí.