12 nov. 2011

Día 1. Patatas con mayonesa

En capítulos anteriores*
Llegada a Amsterdam
Viaje en tren a Tilburg
Reencuentro con Mario y Mónica



Llegamos a la habitación de Mario y muy a pesar de Moni nos ponemos a deshacer las maletas. Que el bonico nos había dejado espacio en su armario y unas baldas de su estantería. Es que estaba allí, estaba en esa habitación que me había enseñado hace tiempo por skype. Muy espaciosa e iluminada. Hacemos un poco de vida allí pero al rato salimos a la cocina a relacionarnos. Me contaron la llegada de Moni y lo poco que respeta las costumbres holandesas. Le presentaron a Martin, uno que vive en la residencia. Allí son muy tímidos y no cogen confianza rápido, para presentarse se dan la mano y sólo cuando hay mucha confianza se dan 3 besos. Pues llega ella para romperle todos los esquemas al pobre hombre e invadir su espacio vital. Cuando se presentan coge ella y le da dos besos, el pobre muchacho ya que se los daban quería dar el tercero y Moni no lo sabía así que dijo:
-Ah, ¿que son tres? PUES VALE
Y le planta otros 3 besos. Martin, que no esperaba ni uno se llevó 5 besos. El pobre se puso colorado... pero bueno, ¡que espabile! Os podéis imaginar las coñitas sobre lo sucedido y ya dijimos que al final del viaje tenían que acabar liados. Aunque Moni ni siquiera se sabía su nombre, le llamaba Marco u otros nombres que empezaban por "Mar".

Teníamos hambre, yo sobre todo porque no había comido desde las 9 de la mañana. Creo que eran las 7 o así. Así que fuimos a comprar al Albert Heijn. Moni estaba desbordada de emoción al ver los cartelitos en neerlandés, yo también lo estaba. Dimos vueltas y vueltas en busca de (redoble de tambor) EURO SHOPPER. Marca blanca, baratísima que tenía de todo para todos. Por la módica cantidad de 5€ hicimos una buena compra. Con su pasta, sus pizzas, su leche, sus galletas, etc. Tuvimos un dilema porque no entendíamos la oferta de las cervezas así que preguntamos a una chica que no sabía tampoco y fue a preguntarle a otro. Escucharles hablar nos dejó fascinados. Al final entendimos la oferta que eran 12 botellines Heineken (mi favorita) por 5€... SÓLO CINCO EUROS. Volvimos a la resi para cenar las pizzas que habíamos comprado. Yo incluí en la lista un pompero de 40 cts.

No había horno, pero sí un microondas al que Mario siempre había infravalorado. Veíamos muchos dibujitos y botones, descongelar, que si pizza, que si tal... estuvimos probando hasta que dimos con la clave. El microondas incluso te calculaba los minutos que tenías que ponerlo. Estábamos impacientes (ya lo veréis). Cenamos, y mientras íbamos conociendo a más gente de la residencia. Estaba una polaca (creo) con su novio, conocimos también a un rumano con buen culaco, un español que me cayó muy bien y estuvimos con Paula además.
Después de cenar nos pusimos a beber cerveza, y empezaron las pompas a volar... y las fotos, nos hicimos muchas fotos.

Paula se iba pasando por el salón a enseñarnos cómo se estaba maquillando para Halloween y le ayudamos a romperse una camiseta para la ocasión. Arrancar mangas mola mogollón.... tenéis que probarlo. Nos decidimos nosotros a maquillarnos también. Cómo mola hacerlo sin intención de que quede bien. Aunque quedamos MUY bien, para Halloween digo. Una vez terminados, tenemos que ir al centro para ir al local y darlo todo. Había que ir en bicicleta y necesitabamos dos. El chico majo español (que no recuerdo su nombre) nos dejó la suya y otra que había comprado por 5€. Os la describo:
-No tenía frenos
-Una rueda estaba un poco deshinchada
-Las ruedas eran enanas
-Al pedalear hacía un ruido raro y costaba mucho
-La dirección estaba torcida.

Sí, amigos, lo tenía todo... y adivinad quién se la quedó. PUES YO, CLARO QUE SÍ. Como soy tan torpe, lo bueno es que si me caía y me cargaba la bici no pasaba nada. Nos costó horrores coger el ritmo, intercambiamos bicis pero no me aclaraba... incluso a Paula se le engancharon los cordones. Con la que llevaba Moni no me hacía porque se frenaba pedaleando hacia atrás... así que Mario me dejó la suya (esa que era altísima). Me costaba subir pero una vez que lo hice, ya todo fue maravilloso. Llegamos muertos, más de lo que aparentabamos (y Mario ni os cuento, teniendo que pedalear el doble). Las aparcamos en un parking de bicis gratuito y nos fuimos a la fiesta.

El local muy cuco y ambientado. El puertas... era... os juro que ahora mismo no recuerdo si era hombre y parecía mujer, o era mujer y parecía hombre. Creo que lo último. El caso es que era de un sexo y parecía del otro. Daba mucho miedo, y disfrazad@ más todavía. Lo primero que tomamos fueron unos tequilas. Empezamos bien. La música un poco mierder porque allí es todo como muy electrónica y yo esa música me la paso por la brenca. Pero bueno, te lo pasas bien igualmente... pusieron la de "every teardrop is a waterfall" y ahí nos animamos bastante. Moni socializaba y le arrimaban cebolleta, uno que iba de presidiario. Tomamos cerveza, muy barata que a mi me gustó pero a Moni no. Bailábamos, lo dábamos todo. Los tequilas seguían rulando, y las cervezas y todos MUY contentos. En un momento, salimos a la calle a tomar el aire y Moni y yo nos dedicábamos a dar vueltas para marearnos. Lo sé, pero así somos ¿qué pasa? Yo me partía al verla en el suelo sin poder moverse. Además había más españoles, sólo recuerdo a Miguel... ah! Y nos pusimos a hablar con una negra disfrazada de ángel que nos estuvo contando su puta vida. Que si nació en no sé donde, que si vivió en no sé donde, que si ha estado en no sé donde. Y que le gustaba más Madrid que Barcelona, pero no sabía decirnos el por qué "I don't Know" lo repitió como 48 veces. PUES VALE, NO LO SABES. Qué pessssada.

Algunos se fueron a un Kebab a comer algo (mientras hablábamos con esa) y luego nos reunimos todos. Estábamos agotados y aún así Moni y yo haciéndonos fotos, con todo el maquillaje corrido. Y la que nos esperaba, a la vuelva con las bicis. No os recomiendo montar en bicicleta borrachos. No. Y tampoco os recomiendo tomar antihistamínicos con alcohol... pero eso ya os lo contaremos Aída y yo en otra ocasión. El caso es que con la bici maldita ir borracha es peor todavía porque a parte de que iba haciendo "eses" con la dirección desviada ni os cuento. El caso es que en mi camino se me cruzan dos chavales. Yo tuve que SALTAR de la bici para frenar y no caer todos. Solté un:
-JODER, QUE NO TENGO FRENOS.
Y entonces ellos me empezaron a hablar en su idioma. Yo pensé "perfecto, no me entienden" y me dediqué a insultarles un rato.
-Venga, que sí... cabrones. Hijos de puta, que os den mucho por el culo. Que os follen mamones. Niñatos de mierda, dejadme en paz. Que no entiendo vuestro puto idioma, idiotas.... y un largo etc.
Hubo un momento en el que tenía que parar, y supe cuál fue. Cuando vi unas patatas con mayonesa volar al lado de mi cabeza. ¡¡¡Los muy cabrones me habían tirado patatas con mayonesa!!! Lo mejor de todo es que no me dieron. Osea, se gastan 6 pavos en esas patatas para tirarselas a una española borracha que casi les atropella. Seguimos nuestro camino y Mario dijo que nos estaban siguiendo. Os confieso que sentí miedo. Les dejamos pasar, me insultarían y siguieron su camino. Casi me choco con la bici de Moni.... aguanté medio camino con la bici maldita pero luego se la cambié a Mario. Vale, esa bici era mucho mejor pero muy alta (como llevo repitiendo en todo momento). ¿Cómo me iba a subir ahí? Me costaba mucho. MUCHO. Pero lo conseguía.... aunque en una de esas fue inevitable y ME CAÍ. Me caí estando de pie, que es lo más triste de todo. Yo iba la última, me paré no sé por qué... el caso es que quería volver a subir y cada vez que lo hacía giraba el manillar y la bici se iba a un lado. En una de esas que pongo los pies pero la bici había girado tanto que se caía a un lado y yo era incapaz de mantener el equilibro con el peso empujándome y caí inevitablemente. Creía que nadie me había visto, pero Mario oyó el golpetazo. Me preguntó si estaba bien, y lo estaba (tuve la suerte de caer un césped) luego conseguí domar al bestia y llegamos vivos a la residencia.

Aparcamos las bicis, que la maldita... es que hasta su candado era una mierda y estuvimos media hora intentando abrirla. Aunque lo peor era subir los 6 pisos. Fueron los más largos de todo el viaje, sin duda. Pero claro, no nos íbamos a dormir con las pintas que teníamos... así que nos fuimos a duchar. La odisea del baño prefiero ahorrároslo. Al final, caímos rendidos en la cama.



Moni impaciente por la pizza



Antítesis entre la edad adulta y la infancia



Parking de bicis



Tequilacas



Mi marca



*En el próximo capítulo
Desayuno en la cama
La foto más desconcertante del mundo
Paseo por el bosque
La danza de la lluvia
Coffeshop
Regreso con el Frikiespañol

8 comentarios:

  1. ohhhh!!!
    Pero que monos los tres, con vuestras aventuras; y lo mejor es que lo visualizo todo en mi mente como se lo viese realmente...
    A Mónica con Martin, vuestros paseos en "bici", y a ti, Sally, gritándole a los chicos, con el posterior lanzamiento de comida (Sally, siempre acabas en movidas en las que te lanzan cosas: patatas con mayonesa, ladrillos,...)
    Aissss... que viaje, y que ganas de leer más

    ResponderEliminar
  2. jajaja que gracia, te recuerdo representandome todo mientras me parto de risa.
    Lo de Moni la entiendo totalmente, me paso a mi igual con una polaca...que sientan el calor mediterraneo que nos gastamos por España, que no les viene mal.
    Con respecto a las bicis, imaginate esa que no te gustaba porque frenaba hacia atras pero con Emma subida en la parte trasera, ni las hermanas willians subirian bien los falsos llanos de Amsterdam.

    P.D.: me encanta lo de " a la vuelva", me suena al pueblo total jajajajaja

    (es la puta vez que escribo todo esto igual. primero que no tenia cuenta google, luego le doy y me pide crear un blog hola?, ya lo tengo copiado por si acaso en anonimo no me deja publicar)

    ResponderEliminar
  3. Dios mio sally q prosa, cada dia m asombras mas! creo q lo describes mejor q la puta realida xD

    Dios mio, lo d Martin, los 6 pisos.. tu puta caida!!!

    t oi, y t vi arrojada x los suelos Q LO SEPAS jajaja!

    no m rie xq pense q t abias partido la crisma, nada mas:P

    ayyyss volvere a comntar, LO JURO!!

    PD.kiero leer masssssss!

    Mariet

    ResponderEliminar
  4. Mucha Muchacha! Perdona que no te respondiésemos, se nos pasó. Te contestamos aquí.
    Estamos escribiendo algunos sketches para el siguiente Muchachada Nui, sí. Todavía tienen que pasar algunos procesos de aprobación para que sea oficial y para saber exactamente la cantidad de sketches que serán finalmente, pero sí, ahí estamos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. carlos ya sabes quien24 de noviembre de 2011, 20:05

    jajajaajajaj Lo de volver borracho en bici no es tan duro cuando te acostumbras! hasta te despeja y así duermes mejor, te lo aseguro jajajajaajaj
    Lo de los dos besos me ha pasado a mi como millones de veces pero al final ya te ries de las caras que ponen jajajajajaj deben pensar que soy un pervertido.

    un beso!

    ResponderEliminar
  6. Ay... los viajes relámpago de la juventud ^_^
    Llenos de aventuras y desventuras.

    Desde luego da gustico lo amables y majos que son por el extranjero, que en cuanto ven a alguien con maleta, mapa y cara de "Socorro, que alguien me ayude...", siempre se acercan e intentan ayudar.
    Hombre, que aquí también lo hacen... a veces... algunos XDDDDD Pero no sé por qué me da la sensación de que fuera sucede más...

    Y lo digo por experiencia, que yo tengo alguna experiencia escalofriante al respecto, como la de una amable señora inglesa que se apiadó de dos jovencitas cargadas con bolsas de la compra, en una gasolinera a las 11 de la noche en un barrio perdido de Londres por el que no pasaba nadie... :S

    Lo de los besos es muy común. A mí también me pasan momentos tontos de no atinar, porque por ejemplo en Irlanda, Inglterra, etc... solo se suelen dar un beso cuando se saludan y yo ahí como una loca a por el segundo, porque nunca me acuerdo jajajajajaja

    Me proclamo FAN-FAN del Euro Shopper XDDD

    Oyes, desconocía que te gustaran los deportes de riesgo tales como la bici sin frenos... :P
    Y me he partido el ojete imaginándote gritándoles improperios e insultos varios a pleno pulmón, y por supuesto las patatas con mayonesa voladoras!! XDDDDD

    Ah! y y me encantan tus fotos ;)
    ARTISTA!!

    ResponderEliminar
  7. Por favor, HE LLORADO DE LA RISA, te lo juro, primero te he visto (no te imagino, es que te he visto en mi puta cabeza) insultando a los pavos esos y esquivando la patata con mayonesa a cámara lenta.

    Pero lo que me ha matado de verdad (que me estoy aguantando el pis por comentarte) ha sido lo del hostiazo en la bicicleta, con decirte que casi me caigo yo de la cama leyéndolo!!!! JAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJA (es que me acuerdo y no puedo parar, en serio)

    Yo también soy fan del euroshopper xDDDDDD

    Y ahora voy a mear que se me va a ir el puntillo si vuelvo a leer esta entrada...

    MUACS!!!!

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias a todos por comentar. Os quiero a todos por igual, pero quiero destacar que LOS VENGA MONJAS HAN COMENTADO EN MI BLOG, ¡EN MI BLOG!
    Esto ya tiene más nivel... jajajajaja

    Imagino que el segundo anónimo es Carlitos XD Madre mía, yo no sé cómo pudiste... en serio.

    Carlos, tú te tienes que acostumbrar sí o sí... pero ¿a mi de qué me sirve? XD
    Lo último que haría borracha sería volver a casa en bici, jajajajaja

    Lo de los saludos, qué os voy a contar. En Jordania se da la mano y 3 besos... y cada vez que vuelvo de allí, para saludar tiendo la mano y aquí se me quedan mirando raro XD

    Laly, soy mega fan de tus comentarios y ahora más que he oído cómo te ríes al leer... jajajajaja. Qué cabrona, me imagino que si lo hubieses visto, te hubieses meado directamente. Y no me hubieses ayudado, claro... jajaja

    Besicos a todos :)

    ResponderEliminar