6 ene. 2013

Ese momento...


Ese momento en el que te llegan cientos de emails avisando de comentarios en tu blog, y todos son spam. Ese momento en el que te das cuenta de que tienes que hacer algo; o darle vida o matarlo. Abandonarlo no, si dejo de escribir lo cerraría porque no me gusta que se quede a medias. Yo soy muy de zanjar las cosas, cuando están sin acabar me pongo nerviosa (y así de nerviosa me tiene la vida, que no soy capaz de terminar etapas, ni propósitos, ni unos apuntes de clase).

Todavía no he decidido lo que voy a hacer. Si no escribo no es por falta de ideas, o de ganas... que conste. Es por mi necesidad de hacerlo todo perfecto. Nada de lo que hago es perfecto, pero al menos con lo que hacía me sentía bien. Ahora no. Empiezo a escribir y pienso que es una mierda. Que me ocurra con trabajos de la universidad puede ser normal, porque tengo que esforzarme mucho, condensar miles de ideas, porque me los valoran y de ello depende mi aprobado, pero ¿una simple entrada en el blog? Hasta para eso estoy bloqueada ¡si sólo me leen tres personas!

Pues a esas tres personas quiero darles algo de una mínima calidad. No nos engañemos, todos los que escribimos un blog es porque queremos que nos lean. Queremos que los otros comenten, que opinen, que se sientan identificados, queremos nosotros ser escuchados, comprendidos...
Yo me siento bien escribiendo y me encanta, pero miento si digo que lo hago sólo para mi, si fuese así no tendría por qué publicarlo. Digo esto porque me diréis que eso no importa, que escriba lo que quiera y da igual lo que piensen los demás, y seguramente tenéis razón. Me cuesta asumirlo, pero si decido seguir va a tener que ser así. No escribiré como me gustaría, pero al menos escribiría lo que me gustaría. Al menos escribiría. 

6 comentarios:

  1. Vaya, veo que no soy la única que piensa que tiene el blog pseudo abandonado! Pero yo no lo cerraria, nunca se sabe cuando puede volver la inspiración!!

    ResponderEliminar
  2. Con lo que yo he sido... ¡137 entradas en 2009! También es cierto que hablaba de cualquier chorrada y ahora me pienso más los temas de los que hablar y cómo escribo, se nota una evolución.

    Si me volviese la inspiración, lo reabriría y seguiría pero dejarlo abandonado no me gusta. Me da mucha pena cuando por internet me meto en un blog por casualidad y veo que ha estado años activo y de repente no... no sé explicarlo.

    ¡Muchas gracias por tu comentario! Estas cosas me gustan porque siempre te das cuenta de que no estás solo y le pasa a más gente, jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente en lo de que quieres que quede perfecto. Me pasa también un poco lo mismo, porque para escribir una entrada echo HORAS. Y además que como ya habrás visto, me disculpo cada dos por tres porque no me quedan como me gustaría xD.

    En cuanto a lo de que "todos escribimos en un blog porque queremos que nos lean", estoy de acuerdo contigo a medias. O al menos en mi caso, no es así del todo. Antes de mi blog que conoces, tuve otros dos. Uno que no llegó a leer nadie, y otro que tras un año lo acabó encontrando un amigo mío informático (No sé cómo lo hizo, nunca lo hice público) y casi me dió un infarto xD.

    Yo en el fondo no escribo para comunicar algo. No aspiro a que me lean. Sin embargo, es raro, porque necesito que exista la posibilidad de que me lea alguien. Probé hace mucho a escribir sin publicarlo, pero era algo muy frustrante. Como si lo que tuviera que soltar se me quedara dentro.

    Sin embargo, aunque no le diga a la gente que tengo blog (Lo tuyo fue una excepción, para que estuviésemos igualados xD), el hecho de que esté en internet, accesible a cualquiera, hace que sea una experiencia distinta. Porque no escribo para mí, sino para algo/alguien ajena a mí, y no sé cómo explicarlo, pero como que cambia mi forma de expresar, escribirme e incluso de pensar. Por eso muchas veces ha sido escribiendo cuando me he dado cuenta de cosas nuevas sobre mí mísmo. Es raro... xD


    Y porfa, no cierres el blog. Aunque escribas con faltas de ortografía y como una niña de 6 años, da igual. Que estoy suscrito a 44 blogs y ya sólo quedan "vivos" unos 3 ó 4... xD

    P.D: Sorry por la enorme parrafada.

    ResponderEliminar
  4. Queda prohibido en mi blog pedir perdón por escribir tochacos. ¡ME ENCANTAN!

    No he entendido por qué dices que estás de acuerdas a medias. Dices que quieres que exista la posibilidad de que te lean, por tanto... quieres que te lean. Escribes para alguien.
    Pero respeto totalmente tu opinión, es sólo que no me ha quedado claro pero imagino que es una cosa de esas que en tu cabeza queda claro y es difícil de explicar.

    De momento no lo cierro. Me daría muchísima pena, la verdad. Este es el 6º año, maemía. Reconozco que me gusta entrar y leer entradas antiguas... jajajajaja

    Ya tengo un tema del que hablar, pero me da que voy a tardar siglos en escribirlo

    Gracias por pasarte siempre :)

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy desconectadísima... De mi blog y por consiguiente de todos los que sigo. Lo que te pido es que no cierres esto, porque al final es la historia de tu vida. Este es el 6º año y siempre está bien releer entradas antiguas para recordar.

    Escribe cuando quieras, para ti y para nosotros, de paso.

    Ailoviu.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que es cierto que, cuando escribes algo, crees hacerlo, en primer lugar, para ti mismo, y por eso intentas que lo escrito esté de acuerdo con lo que piensas, o lo reescribes hasta que te gusta pero, igualmente, siempre lo haces pensando si agradará o no a otras personas. O sea, que escribes para ti, pero también para los demás. A veces piensas que son cosas muy tuyas, pero que, si te agrada como quedó, desearías que otros lo leyeran y les gustara.
    Yo soy experto en dejar cosas a medias: un comic de cuando tendría 17 o 18 años y que me cansé a la página 50, una serie de relatos que se quedaron sin el último, y una serie de libros, de 200 páginas cada uno -folios din 4, que es bastante- que se han acabado en la 80 del sexto libro. Ahora, por lo menos, he vuelto al blog, aunque resulta más fácil, y eso que yo me enrollo mucho. Ya veré si continúo con el resto. Creo que, después de tantos cursos y cursillos de parado que estoy haciendo -el presente, de turismo, es de varios meses-, tanto si acabo trabajando como si no, cambiaré de aires, y eso, tal vez, me dé más ganas y tiempo de escribir.
    Un saludo, y no dejes a medias lo que te ha costado tanto hacer.

    ResponderEliminar