30 ene. 2013

Sonrío


Martes 29 de enero del 2013. Fecha para redondear en el calendario.

Empiezo el día habiendo dormido 2 horas, y mal. Voy a la facultad a hacer el examen de evaluación  y diagnóstico psicológico. Una asignatura que no es difícil (pero sí de estudiar mucho), que a mi me tenía bloqueada, me daba miedo. Por esta asignatura tuve que pasarme a grado, una larga historia... que no olvidaré, ni a la responsable. Cursé la asignatura el año pasado, suspendiendo febrero y septiembre. Este año otra vez. -A la quinta va la vencida- me decía...

Estando en la parada del autobús me llaman. Es S. para decirme que mi tutora C. está enferma y que no puede ir al centro, si puedo sustituirla yo. Se me abren los ojos; -sí claro, sin problema- y mientras haciéndome caquita. Pero muy emocionada,. llegó el momento de enfrentarme yo sola a las sesiones con mis cinco grupos de niños, más el adolescente en sesión individual. S. me dice que me va a ayudar a prepararlo y me desea suerte para el examen. Cuelgo y no hago más que pensar en lo que va a pasar por la tarde. -Céntrate, termina de repasar que todavía no te sabes bien los test multidimensionales de la personalidad- pero no podía, al final lo hice.

Llego a la universidad. Entro en el salón de actos y me encuentro con dos compañeras de clase de la especialidad que ni sabía que tenían esa asignatura con esa profesora. -¡Lady Amish está embarazada! ¡otra vez! Si vuelvo a suspender, con suerte en la revisión está hormonal y lo consigo- Debía estar de 8 meses. Comienza el examen. 30 preguntas 3 opciones. En la primera tanda 19, al final consigo llegar a contestar 21 preguntas. "No voy a pillar" decía, mis cojones.



Salgo y me voy directa a casa. Ahora sí tenía todo el tiempo para pensar en lo de esa tarde. Para los grupos tenía cosas pensadas, pero para Y. el adolescente -JODER, ¿Y QUÉ HAGO CON ÉL?- Llamo a M. para preguntarle. Después de estar un tiempo hablando, me dice M. que es su cumpleaños... lo había olvidado por completo. De esto que piensas la noche anterior "ay, mañana es el cumple de" y luego ese día no le felicitas. Pero no pasa nada, M. y yo ya tenemos una relación de sinceridad a tope y  ella es muy comprensiva. Quedamos pronto para ir al centro, y así yo ir preparando el material.

Llegamos, y S. me había escrito una nota y me había dejado preparadas las fichas de trabajo. Un respiro, porque ya tenía casi todo el trabajo hecho. Estuve buscando algo más de material y juegos y entonces llegó Y. Impone mucho. En mi caso, los más mayores y los más pequeños son los que más respeto me dan a la hora de trabajar. Con los peques ya había estado sola una vez y fue todo muy bien, pero con Y. no sabía muy bien cómo abordarlo porque todo dependía de cómo estuviese él.

Y. es un adolescente, ya os podéis imaginar la actitud. Poco colaborador, muy poco. Empecé la sesión de los nervios, tartamudeaba. Él no me miraba, no hablaba, no hacía nada. Yo sacando temas de conversación, trabandome, contándole experiencias mías... no sé, quería conocerle mejor y que él me conociese mejor a mi. Mi papel ha sido siempre de observación y veía esto como una oportunidad para interactuar los dos y conseguir una conexión. Y creo que lo conseguí.-¡Me está mirando a los ojos! Me está manteniendo la mirada mientras habla. Se ha sentado bien, ha abierto los brazos y ya no está jugueteando con sus cascos de música. Me está escuchando ¡ESTÁ HABLANDO!- Estoy eufórica, porque creo que he conseguido mucho pero prefiero ser comedida ahora al escribirlo. Al final de la sesión acabó revelando algo que considero muy importante y que justifica la actitud que ha tenido hasta ahora. Lo iremos trabajando...

Cuando salió Y. de la sala, el corazón me latía a mil. Ahora llegaban los peques. Fue una sesión muy divertida, ¡incluso cantamos! A. estaba dormida e intentaba animarla y hacerla reír, pero con poco efecto. G estaba muy participativa y esforzándose mucho, y D... ay mi D. que tuve que despedirme de él porque era el último día que le vería. Ya es un alta así que no necesita volver al centro, ya pronuncia perfectamente la CH. Aunque es duro despedir a un niño, estaba feliz... porque le he visto evolucionar, recuerdo la primera vez que pronunció bien la CH, cómo lo iba normalizando... es genial. Le voy a echar mucho de menos porque es un amor de niño, le abrazaba y no quería soltarlo. 

Segundo grupo, C. y R. venían muy activos. -Activos, o que se han venido arriba al ver que no está C.- pero consigo controlar la situación. A mi me cuesta mucho ponerme seria o decir que no (ya, ya... trabajando con niños no me conviene) pero en cuanto lo hice, mano de santo. Me encanta mirarles cuando se distraen y cuando ellos se dan cuenta, vuelven rápido a la tarea. R. me cuenta que su cantante preferida es Lady Gaga y yo con el culo torcido.

Tercer grupo. Una madre me pide si la hermana de una puede entrar a alguna sala vacía para hacer sus deberes. Le digo que se venga con nosotras, me interesaba mucho ver a las dos chicas relacionarse (a las dos las tengo, una en el tercer grupo y la otra en el cuarto). -Dios mío, pero si somos mi hermana y yo... mi hermana haría eso, y yo habría hecho eso- y entonces entendí muchas cosas. Trabajaron sin problema, incluso MC. terminó su ficha. A. haciendo problemas que ya sé explicar. Los problemas matemáticos me costaba horrores explicarlos porque tenía que hacerlo con pasos muy pequeños, haciendo preguntas para que ellas indiquen la operación que tienen que hacer, si está mal que vean su error, etc. Creo que ya sé hacerlo, o lo hago mejor por lo menos. S. la pobre, estaba bloqueada porque había hecho un examen ese día y le daba miedo suspender -Igual que yo- y hablamos de ello. Le dije que yo también había tenido un examen y que tenía miedo pero que había estudiado mucho y que eso era lo importante, que había que esforzarse y ella se esfuerza mucho, y bueno... se quedó más tranquila.

Llega el descanso de 10 min. Viene M. para que firme un papel. Era MI PAGA. Yo no tenía ni idea de que me iban a pagar, pero es una sustitución... es lógico. -Mi primer sueldo como psicóloga, no me lo puedo creer- Puede parecer una tontería, pero para mi es algo muy importante. Y es un dinero que viene en el momento oportuno. 

Cuarto grupo. Me lo paso pipa siempre con ellos. L. se trae las fotos de su comunión para que las veamos. Me cuentan cositas y empezamos a trabajar, bueno... he de reconocer que casi la mitad de la sesión me torearon como quisieron, pero yo no era capaz de poner freno tampoco. En cuanto conseguí que se tranquilizaran y se pusiesen manos a la obra, recordé que Lady Amish dijo que colgaría las notas del examen en el campus. Me meto a verlas; -No sé si debería... venga sí, porque si suspendo por lo menos voy a estar entretenida y feliz por el día de hoy- APROBADO. Según M. tenía que haber pegado un grito, y ganas no me faltaban. Les conté que había aprobado y me felicitaron, adorables. Os podéis imaginar la losa que me he quitado de encima. Ya respiro mejor y todo.

Quinto y último grupo. Estaba agotada, mareadilla incluso... supongo que la emoción. Trabajamos habilidades sociales. Este es un grupo muy dinámico, me gusta mucho. Exponemos situaciones para fomentar la empatía y hacemos role-playing. Fue bastante bien la cosa y acabamos jugando a un juego de memoria. Terminamos y me despido de ellos. Entra M. a preguntarme qué tal y entonces me di cuenta de todo lo que había hecho. De tantas cosas que habían pasado en un día.

Siempre nos reímos de M. porque cuando acaba, su sala está hecha un desastre y tarda en recoger... pues me he dado cuenta de que yo también soy así. Voy a ser M. -¿Cómo he podido desordenarlo todo tanto?- No pasa nada, tardar en recoger me iba a venir muy bien porque tenía que esperar a la señal de H. que venía con B. y una amiga de M. para darle una sorpresa por su cumple. Luego vendría J. Tenía el móvil en silencio así que no vi ni el mensaje ni el toque. Subieron ellos y les enseñamos a los que no lo conocían, el centro.

Y nos fuimos al Burguer a celebrarlo. Y aquí lo dejo porque se vivieron muchos momentos, fue una cena muy especial y es algo que debe quedar entre nosotros. Por la gente con la que estaba, por lo que estaba viviendo con ellos, por lo que había vivido toda esa tarde... tenía el corazón que me estallaba de felicidad. M. no hacía más que dar las gracias, y ni se imagina las que le doy porque si ahora estoy así, es por ella. Si estoy de prácticas es gracias a ella y esto es lo que me da la vida.

(Pero no quiero olvidarme de otras personitas, que han estado haciendo que estas semanas sean menos duras, que me han escuchado y comprendido, que me alegran con sus buenas noticias y que siempre me desean lo mejor. Gracias a todos)

El día de hoy lo necesitaba como el respirar, es como haber cogido suficiente aire para sobrevivir unos meses más. Sonrío. 

4 comentarios:

  1. Hola!
    Ya sé el motivo de que estés tan contenta y me alegro por ti. Lo del la paga no es ninguna tontería, deberías hasta hacerle una foto al papel jeje. Saber que puedes ganar dinero con tu esfuerzo es algo que satisface mucho. Se ve que tienes madera y vocación porque siempre has dicho que te gustan mucho los críos y lo del adolescente es genial, con lo que son ellos!

    Enhorabuena por todo.

    ResponderEliminar
  2. Lo que dice Montse es verdad, hazle una foto. O incluso coge el primer y menor billete del sobre y enmárcalo, como hacían en "Los Sims 2 Abren Negocios" xD.

    Como ya te dije, me alegro por ti. Y que se contagia mucho la felicidad al leerte, y eso mola. ¿Ves como no tienes que cerrar el blog? :D

    Por cierto, yo no podría hacer lo que tú haces, se me dan fatal los niños. Hasta no sé "manejar" a mis sobrinos, y eso que estoy acostumbrado a ellos xD.

    ResponderEliminar
  3. pero como no vas a ser buena profesional, con esa sensibilidad y ese gusto a la hora de realizar tu trabajo! malegro d tu dia y m da pena no haber podido ir despues a lo de M.

    Tq! (mariet)

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias a los 3 por pasaros... cada vez que lea esta entrada os leeré y me acordaré de vosotros :)

    Y muchísimas gracias por todo lo que me decís.
    Montse, si es que me parecía increíble hacer algo que me encanta y que me pagasen! Y pensar que así va a ser el resto de mi vida! (si me dejan XD)
    Me he partido con lo de los Sims, Luis... ¡es verdad! Pero no voy a poder porque son dos billetes de 20... jajajajaja.
    Mario ♥ eres amor, gracias. Con vuestras palabras me habéis dado siempre fuerzas

    ResponderEliminar