26 may. 2013

El camino no termina

Ayer tuve, la que espero que sea, la última clase de la carrera. Y por supuesto, tenía que ser estadística. El lunes 27 tengo el examen. Por favor, no puedo seguir con ella... me la tengo que quitar de encima APROBANDO. Pero no es de esto de lo que quiero hablar, es de lo que implica el último día de carrera. El último día.

Me da igual. Porque sé que esto no ha acabado. Tengo que hacer un máster oficial. ¿Por qué?  ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Según el COP;

Según la normativa actual en España el Grado en Psicología es suficiente para trabajar como psicólogo, excepto en el ámbito sanitario. No obstante, no es acertado que sea así. El estándar de formación establecido como óptimo para que los psicólogos trabajen en Europa es el Certificado Europeo de Psicología, el denominado modelo EuroPsy. Este modelo, trasladado al esquema de titulaciones de España, equivale a una formación de Grado más un Máster, y dota de un nivel de preparación exclusivamente generalista.

Puedo tener la suerte de que alguien me contrate sin haber hecho un máster, es un “alivio” saber que al menos es posible esa opción, pero muy poco probable. .

En realidad no me supone ningún problema personal hacer un máster, quiero hacerlo y creo que me va a aportar mucho, necesito seguir formándome. Aunque haya vivido un infierno estos años de universidad, será diferente porque estará enfocado a lo que quiero hacer y las prácticas predominan.

El problema es el dónde lo voy a hacer. Va a tener que ser en la UCM, en la puta UCM otra vez. Me juré a mi misma que no volvería a pisar esa facultad y resulta que es la única que impartirá de momento el máster oficial de Psicología de la Educación. Aprobado hace poquito, recién nacido, vino a presentárnoslo el jefe del departamento. También es verdad que nos lo quería vender a toda costa y parecía la única opción posible ahora mismo. En esa pequeña charla, me enteré de que para poder opositar y optar a un puesto de orientador en un cole, tienes que tener el máster de formación al profesorado, y que estaban intentando que ese máster oficial en psicología de la educación lo pudiese convalidar y por tanto sólo se necesitaría ese para nosotros los psicólogos.

Movidas que ya se irán resolviendo con el tiempo, porque yo el año que viene no lo voy a hacer. Será al siguiente, y mejor porque así están sentadas las bases y no experimentarían conmigo otra vez, como ya lo están haciendo en esta primera promoción de grado. ¿Cómo lo pagaré? Dior sabe….


El caso es, que parece que esto no acaba nunca, parece que todavía falta muchísimo tiempo para ser psicóloga cuando, ya lo soy. Un papel decide qué soy y qué no soy. No te haces psicólogo de un día para otro, cuando tienes el título en la mano. O lo vas siendo en la carrera o lo eres después, es progresivo y asusta cuando te das cuenta. Por una parte es genial, pero luego te das cuenta de toda la responsabilidad. Da miedo, pero quiero asumirla. Dejadme trabajar, dejadme ser psicóloga ¿cuántos años más tengo que seguir aguantando? El camino no termina.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado tu reflexión final: "Un papel decide qué soy y qué no soy".

    Me recuerda a un profesor que tuve en el instituto que decía que el mundo laboral estaba enfermo de "Titutlítis". Y es verdad, y da mucha rabia. Por ejemplo, y a riesgo de sonar prepotente, yo sé inglés mucho mejor que cualquiera que se haya sacado el B2 en la EOI, pero sin embargo lo mío no vale, porque no tengo un papelito que lo demuestra.

    Si lo vas a hacer el año siguiente y no este curso que viene, ¿qué vas a hacer mientras tanto? (Es para coger ideas xD) Aunque supongo que intentarás trabajar para ahorrar para el máster.

    ResponderEliminar
  2. No eres nada pedante. Yo empecé a hablar de ese tema y lo tuve que dejar porque me enfadaba. Hay gente que conozco que ha terminado la carrera antes que yo, y no lo merecen. Y nunca serán psicólogos, o psicólogos buenos. Pero supongo que el tiempo pondrá a esa gente en su lugar, ya que si no valen, no tendrán trabajo. O eso quiero pensar yo.

    Odio que en el CV sólo puedas poner la experiencia que puedas demostrar. Yo he tenido muchas que pueden capacitarme en mi trabajo y no las he aprendido en un puto curso de experto, o algo así.


    El año que viene tengo que hacer el trabajo de fin de grado. Que si me dejan, lo haría de la procrastinación... jajajaja.
    Seguiré con las prácticas en las que estoy, y además haré las de la universidad en algún cole.
    La gente me dice que convalide las que ya estoy haciendo, pero quiero tener más visiones y saber cómo se trabaja de orientador.

    Así que estaré mañanas en cole, dos tardes en las otras prácticas y las tardes que me queden libres intentar dar clases particulares.

    Va a ser un descanso del estudio, de clases, de esa mierda. Lo necesito.

    ResponderEliminar