9 dic. 2009

Luces


Creo que ya os he contado que me encanta la Navidad, no la Nochebuena, como os contaba en esta entrada... que a ver qué me depara este año... no me hago ilusiones, mejor.


Pero sí me encantan las luces de Navidad, me encanta aunque sean las mismas todos los años puestas en diferentes calles. Este año, volviendo de fiesta, en Cibeles vi unas luces que me gustaron mucho y eso que estaban apagadas. Así que decidí volver cuando estuviesen encendidas. Sandra me propuso un plan genial de ir a pasear para que yo pudiese verlas y fotografiarlas y después cenar e ir a la coctelería para hablar de temas profundos. Es nuestro rincón para hablar de temas existenciales, y sobre todo... de hombres. Todo esto, tomándonos unos estupendos strawberry daikiris.


Cada vez que Sandra me propone un plan de coctelería, es que tenemos mucho de lo que hablar. Aunque yo me pase 3 horas aconsejandole lo mejor para ella, y luego haga caso omiso. A veces me planteo no volver decirle lo que debería hacer, porque no va a servir de nada... pero no soy capaz. Ella puede contármelo todo, está claro... y yo aunque le diga lo mismo 38 veces, se las diré 38 más si hacen falta. Porque no se merece pasarlo tan mal, por alguien que (en mi opinión) nunca debió conocer. Hubiese sido todo mucho más fácil. Pero supongo, que con todo esto... pues ella es ahora como es, y es una tía COJONUDA a la que adoro, y de la que me siento orgullosa viendo que cada vez es más fuerte y que puede conseguir lo que se proponga.


Creo que es la chica con la que más horas de mi vida he pasado, y no exagero. Van a ser 10 años, ¡la mitad de mi vida! los que llevamos estando juntas... miles de experiencias (y fotos). Espero que esas horas continúen aunque ella ahora se vaya a vivir a otro barrio. Sé que no va a ser lo mismo teniéndola a un portal de mi casa, a unos metros de mi ventana... pero lo que sí sé, es que nada va a cambiar y que si hemos estado tanto tiempo unidas, así seguiremos porque es alguien que no quiero perder por nada y ha demostrado ser un gran apoyo y una gran amiga.


Y yo que venía a hablar de las luces de Navidad... 

5 comentarios:

  1. Gracias por animarme, por ayudarme, por escucharme el tema de siempre, por aconsejarme, por aguantarme, por decirme las cosas como son, gracias por ser tan buena amiga y buena persona, gracias por hacerme ver que merece la pena luchar, gracias a ti quiero ser un poco más fuerte cada día, gracias por apoyarme, por estar ahi en estos momentos tan dificiles y en todos los demás, gracias por no tirar la toalla conmigo, gracias por hacerme reir, te doy las gracias por cada minuto que has pasado a mi lado, porque eres uno de los motivos por los que veo que la vida es maravillosa. Me da igual estar a unas paradas de metro, se que estas a mi lado, y que si te necesito estaras. No hace falta que te diga que te quiero, mucho, mucho.. casi como la trucha al trucho jaja

    MIL GRACIAS SALLY

    ResponderEliminar
  2. Joder, qué bonito! Esta actualización me recuerda por un lado tu actualización de la iluminación navideña del año pasado, y por otro, todo lo que me has contado sobre Sandra y vuestra relación. Me emocionan estas actualizaciones. Bueno y además, a Sandra la conozco poquito pero conmigo es adorable siempre que la veo así que también le deseo lo mejor. Os sentaría a las dos en una mecedora y os taparía con una mantita xD

    ResponderEliminar
  3. Aaaaaaaaaay Sandra *_* jo... qué bonico comentario

    Aída, veo que has sabido captar muy bien la esencia de la mantita y la mecedora xD.

    Gracias a las dos

    ResponderEliminar
  4. me encanta lo de la mantita y la mecedora.. q genial xDD

    ResponderEliminar
  5. carlos ya sabes quien5 de enero de 2010, 16:14

    ooooooooh que bonito bobento

    ResponderEliminar