24 abr. 2010

Me invento la vida

No sé si os he hablado ya alguna vez de este tema, o si os lo he contado antes pero... me encanta inventarme la vida. Sobre todo los fines de semana por las mañanas, cuando me despierto temprano pero no quiero levantarme de la cama... me puedo tirar horas. Hoy por ejemplo, me he despertado a las 11 y no me he levantado hasta que me han llamado a las 2:30. Me volvía a dormir y despertar, me ha dado tiempo a soñar y todo (sueños muy raros) pero vamos, que no pensaba levantarme.

Cuando no tengo nada que hacer ni en lo que pensar, para evadirme en el metro o el autobús (porque paso la mitad de mi vida en transporte público) me invento situaciones e historias. Por ejemplo me imagino que me puedo encontrar con alguien, quién sería, cómo sería nuestra conversación... La verdad que suelo ser bastante realista en mis propias ensoñaciones, pero no os niego que a veces me dejo llevar y me invento películas dignas de grandes superproducciones.

De hecho, una era parecida al corto que os he puesto hace dos entradas en este mismo blog; "Validation". Aaaaaaaaaaay, si ya lo dice un grupo en facebook "Culpo a Disney de mis altas expectativas en cuanto a los hombres"... y cuánto daño nos han hecho las películas romanticonas. Una pena que no existan hombres así, ni se produzcan historias tan bonitas en la vida real... por eso nos las inventamos supongo. No esta mal endulzar así la vida, siempre y cuando tengas en cuenta que esas historias no son reales, claro... ni esperar que te vayan a ocurrir. Yo me invento la vida, pero no mi vida real... que son cosas muy distintas. Hay gente muy fantasma por ahí.

Algún día escribiré aquí alguna de esas superproducciones, alguna que no me de vergüenza contar claro.... que no quiero que os riáis de mi. La verdad que aunque no me de cuenta, tengo bastante imaginación, recuerdo un trabajo de lengua que tuvimos que hacer en 4º de la ESO (nuestro profesor se flipaba mazo) y era sobre la novela "Trafalgar" de Benito Pérez Galdós. En el trabajo teníamos que hacer muchísimas cosas, entre ellas contar la biografía del autor... pero no una biografía normal, de estas de copy-pate no... tenía que ser narrada por alguien. Yo lo hice como si fuese una vecina suya que estaba enamorada de él, pero que no nos conocíamos. Luego también teníamos que inventarnos un capítulo y que cuadrase entre dos capítulos reales de la novela. Ahora lo pienso y no sé como pude hacerlo. También me encontré con una redacción en francés (en francés encima) en la que teníamos que contar una historia a partir del titular de una noticia. El mío era que un padre se reencuentra con su hijo 20 años después porque se montó en su taxi. También gané un concurso de relatos en primaria.

En el colegio estaba más acostumbrada a hacer trabajos de este tipo, muy de inventar historias, todo como muy creativo y poner mucho de nuestra parte. Tenía olvidada toda esa capacidad que puedo llegar a tener, ahora en la universidad me limito a obtener y comentar resultados... es todo como muy sistemático y es lo que es, punto. Anda que no habré pensado yo en escribir algún libro.

Me he desviado muchísimo del tema, es que voy escribiendo lo que me sale... soy así, no tengo filtro. No os entretengo más, pues eso... que yo me invento la vida y os lo aconsejo. Empezad por algo sencillo, imaginaros panochitos, o negros, viviendo en otra ciudad, con la carrera acabada, trabajando.... lo que queráis ;)

11 comentarios:

  1. Últimamente comento bastante aquí y te estarás cansando de mí, pero es que con esta entrada no he podido evitarlo xD.

    ¡Me identifico mucho con lo que dices! Yo creía que eso de quedarme en la cama imaginando cosas y volviéndome a dormir y soñar algo en poco tiempo, sólo lo hacía yo. En serio, mis padres creen que soy un dormilón, pero casi nunca paso de las 7 horas. Y puedo estar en la cama unas 11 los fines de semana...

    Yo también paso mucho tiempo imaginando. Digamos que mi vida social no es muy activa, así que son muchísimas las conversaciones que me invento en mi cabeza.

    Aunque creo que en el fondo, esto no puede ser bueno xD. Me pasó una vez algo raro (Te lo cuento, que a lo mejor como futura psicóloga te interesa xD): Estaba una noche imaginando el qué pasaría si cierta persona viniese a mi casa para contarme una cosa, y etc. Pues bien, no sé lo que me pasó (sería el cansancio, supongo xD), que acabé creyéndomelo. Estuve desde las 00:00 hasta casi las 3 de la mañana en mi terraza, escuchando música, esperando a que esa persona llegara. Y al final me fuí a dormir, creyendo que esa persona se había olvidado de venir. Y fue al despertar en la mañana siguiente cuando me dí cuenta de que todo me lo había inventado yo. Si es que me falta un tornillo, estoy seguro xD.

    Sabes, me has dado una idea: Cuando pueda, intentaré escribir las situaciones que me imagine. Así con el tiempo, puede ser curioso echar la vista atrás y volverlas a leer.

    Y perdona por el tocho de comentario, me he pasado xD. Bórralo cuando lo leas si quieres, no me importa, de verdad.
    Debería hacerme un blog propio, así no tendría que invadir el de otra gente... :S

    ResponderEliminar
  2. Pero ¡¡cómo voy a borrar el comentario!! ¡Si es buenísimo! En serio, y mira... no quiero repetirte que siempre eres bienvenido en este blog y que me encanta leer tochos ;)

    Pues me alegro yo también de saber que no soy la única que remolonea en la cama! En mi casa también dicen que soy muy dormilona, y es eso... no es que esté siempre durmiendo (aunque sí puedo estar más de 7 horas, ¡una vez dormi 13!)

    Pues no pienses que estas loco ni nada, el cerebro humano es un misterio y puede pasarnos malas jugadas. Igual que existen los déjà vu, o recuerdos que nos han contado de nuestra infancia hacerlos nuestros y tener las imágenes y todo e incluso tener recuerdos falsos (que a mi me pasa)... yo creo que puede pasar esto perfectamente.

    Me parece bien que las escribas, la verdad que yo muchas cosas que cuento aqui en el blog pienso que os interesan una mierda, pero muchas veces lo escribo para mi xD y tener ese recuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Me uno al grupo de los que se inventan la vida. En general siempre que hay ocasión de elucubrar situaciones y que nadie venga a interrumpirte, y también remoloneando en la cama xD

    Y qué cojones, con mis 21 añazos aún sigo cogiendo el cepillo de dientes, el desodorante o el peine, pongo la música a tope y me creo que soy la estrella de un concierto, con mis bailes y todo (esto demuestra, unido a sacar la lengua como un crío cuando pinto/corto/hago cualquier actividad y cantar canciones de los dibujos animados mientras los veo [como por ejemplo, cuando veo Bob Esponja o Caillou -mira a ver si hay dibujos más infantiles xD], que no he perdido ni un ápice de infantilismo; hecho del cual no sé si avergonzarme o sentirme orgullosa).

    Yo no lo veo mal, mal estaría si llegara el punto en el que se mezclara realidad con ficción. Entonces ahí tendríamos un problema. Mientras tanto, sigamos intándonos la vida!

    Me voy a por el cepillo de dientes, mi público espera impaciente mis canciones y me debo a ellos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Sally!
    Me suelo pasar por aqui a menudo, pero me suele dar vergüenza comentar pero es que con esta entrada me hiciste pensar que no estoy loca jajajaja Porque a mi me pasa lo mismo me dicen que duermo muchisimo pero en realidad me paso la mitad imaginadome cosas. O cuando me aburro estudiando o yendo a cualquier lado :)

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Yo no me siento identificada la verdad, pero tiene que ser chulo.

    ¿Por qué hacíais cosas tan guays en tu instituto? Me ha dado una envidia...

    ¡¡Yo también gané concursos de relatos en primaria!! Siempre que voy al colegio me recuerdan que aún tienen mis cuentos y esas cosas en la biblioteca. Qué punto

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, yo lo hago todas las noches. Asi es la unica forma de quedarme dormida. Inventarme cosas que deseo luego pasen, pero la mayoria no pasan. Es una pena, la verdad.

    He leido tu comentario en el blog. Ya esta todo mucho mejor. Siempre hay momento en los que necesitas decirlo todo.Muchas gracias Sally.

    Un beso enorme para ti

    ResponderEliminar
  7. Ey ey ey ey...que yo también hago eso! Me imagino situaciones con gente ya sea gente de mi entorno o con algún megafamoso al que me imagino que le conozco o algo...
    Esta tarde por ejemplo escuchando a los Fear Factory he vuelto a imaginar que me encuentro a Dino Cazares en el Fnac o algo así.Es Dino y no Burton, para poder hablar con el en español.
    O cuando escucho música imagino que voy a conciertos y por supuesto estoy en primera fila y alguno del grupo se baja para decirme o darme algo jajaja! Y siempre pasa alguien del management para repartir pases de backstage.

    Me imagino conversaciones y me encuentro a mi misma sola (menos mal) diciendo en voz alta alguna frase de esas conversaciones.Conversaciones con amigos o gente que conozco que en el momento en que ocurrieron yo no dije lo que debía decir y me imagino después como debió ser o que respondería si me preguntasen cualquier cosa.

    Ni que decir tiene que con los chanantes he imaginado un montón de situaciones y conversaciones que obviamente,nunca ocurriran.

    Para eso está la imaginación,leñe!

    ResponderEliminar
  8. carlos ya sabes quien27 de abril de 2010, 21:30

    yo creo que en mayor o menor medida todos hacemos eso y la verdad es que los viajes en metro o los ratos de estudio en los que no aprovechas nada son un momento buenísimo jajajajajajaj para mí por lo menos; la cosa es que, cosa que piensas que ojalá ocurra o te la imaginas ocurriendo, cosa que sabes que va a ser que no... jajajaajajaj

    un beso

    ResponderEliminar
  9. Esta entrada me recurda a aquel grupo de Facebook: Pequeños enamoramientos en el tren, metro, bus, avión...

    Jajajaja

    ResponderEliminar
  10. jajaja Yo hago lo mismo!! Me has quitado un peso de encima ehh, pensé que yo era la única y que me estaba volviendo loca. Yo lo que pasa es que no solo me la invento por la mañana, si no que a todas horas, cuando estoy distraída o en mi mundo (en el que paso mucho tiempo), y esa es la razón por la que muchas veces me rio sola (y ahí es cuando la gente me mira raro en plan... ¿y a esta que le ha dado?). Puedo llegar a inventarme todo tipo de situaciones, pero siempre acabo con el mismo pensamiento: "Eso es imposible que ocurra". Pero vamos, que me lo paso más bien... :D

    Me ha gustado la entrada! ^^

    ResponderEliminar
  11. Aunque tarde, aquí viene una más a unirse al fabuloso grupo de los que se inventan la vida ^^

    Como ya han comentado otros, yo también pensaba que era la única que lo hacía, que era una esquizofrénica egocéntrica y que estaba del ala XDDDD Así que sí, me siento un poquito mejor :) Es un alivio, la verdad.

    Después de muchos años de locura :P he llegado a la conclusión de que es sano y normal que compensemos lo que no nos gusta de la vida con cosas mejores y más interesantes. Y como bien dices, siempre y cuando diferenciemos entre realidad y ficción, las fantasías no hacen daño a nadie y lo más importante...¡son gratis, oiga! ^^

    ResponderEliminar