31 dic. 2011

Fin de año

Lo sé, aún no he terminado la crónica de Amsterdam... próximamente estará en sus pantallas (la escribiré en unos días y luego trampearé la fecha, como hago siempre).

Pero es que no podía dejar pasar la ocasión de escribir mi ya tradicional entrada de fin de año. No sé muy bien qué escribir, le he echado un ojo a las otras tres entradas que lleva el blog y me han entrado ganas de vomitar arcoíris. PUKE RAINBOWS. Y eso que cada año me ha ido "peor" pero aún así yo super optimista y con ganas de empezar el año. Hoy no, hoy me da una pereza increíble.

Y no ha sido un año malo, ni mucho menos... no me parece justo calificarlo así pero tampoco ha sido para tirar cobetes. Esta frase me servirá para el resto de mi vida, no existe la perfección y un año es muy largo como para que todo te salga bien. De lo que tengo ganas es de que pase rápido, soy muy impaciente y necesito resultados, necesito saber que avanzo a algún sitio.

Así que queridos amigos, sé que con vosotros se me hará mucho más llevadero. Gracias por seguir ahí y levantarme siempre cuando me caigo, que soy muy torpe... ya sabéis.
A ver qué nos depara este 2012. Feliz año a todos.



Os dejo una canción que siempre me anima cuando me da bajona porque no consigo algo:


Y como dicen:

They say the defenition of madness is doing the same thing 
and expecting a different result...


Sencillo, pero hasta que no te das cuenta no lo entiendes. Este ha sido el brico-consejo de hoy ¡hasta la próxima semana!

3 comentarios:

  1. Este año para mi ha sido especial por la llegada de mi sobrinito pero si no hubiese sido un año de transición. Ni fu ni fa. Feliz año atrasadísimo a ti también.

    ResponderEliminar
  2. Para mí, pese a todo lo malo, ha sido un año de cambios. Positivos, estoy segura. Poder veros con frecuencia para mí es un regalo.

    El 2012 promete...

    TE QUIERO

    ResponderEliminar
  3. Tres meses y dieciocho días después, os deseo lo mismo. Gracias por vuestros mensajes y deseos ;D

    ResponderEliminar