13 may. 2012

¡Dejadme en paz!

- Pero ¿qué pasa? ¿Y ese tono?
- A mi nada... el tono lo has puesto tú
- Ah, pensé que estabas de mal humor
-Y lo estoy
- ¿Entonces?
- Qué....
- Eres gilipollas
- ¿Ahora la que está de mal humor eres tú o qué?
- ¡Déjame en paz!


Empecé a escribir esta entrada el viernes y me quedé en blanco. Al principio era por una cosa, luego ha sido por otra... y ahora tengo mil de las que hablar y que me hacen sentir mal. En realidad ha habido un desencadenante que me ha frustrado y ya con ese sentimiento, cada detalle absurdo me molestaba. Y me molesta.

Puede que haya una solución para aquel desencadenante, pero me sigue agobiando el hecho de que salga mal. Ya me agobia todo lo que tengo que hacer para conseguirlo. Es increíble cómo hace un mes tenía las cosas tan claras, y ahora esté dudando de todo y viendo mi futuro en negro. No porque vaya a ser malo (que también) sino por el hecho de que ya ni lo veo. El túnel se ha hecho más largo y he dejado de ver la luz.

Esto me crea angustia, desesperación, tristeza, ira, impotencia... que obviamente me hace ahora mismo, ser de otra manera. No tengo motivación, cuando se acercan los exámenes ¿sabes? Qué oportuna, Bruna. Aquel examen del que os hable, no estudié apenas y contra todo pronóstico lo he aprobado. Y aún así me siento mal porque podría haber estudiado y tener más nota. Ea.

No debería quejarme tanto, pero lo voy a hacer... tengo que vomitar esto. Me quejo de:
-La gente que no contesta a los privados
-La gente que se queja de que la gente se queje
-La gente que hace lo que critica
-La gente que no se implica
-La gente que te dice lo que tienes que hacer
-La gente que respira (bueeeeeeno, no... sólo a los que respiran fuerte)

Pensaba hablar un poco cada punto y por qué me molesta, pero paso... me da mogollón de pereza y lo único que voy a hacer es enfurecerme de pensarlo. Siento que tengáis que estar leyendo constantemente entradas de este tipo, pero no me dejan otra opción. Así que como no me dejan, la que voy a tener que hacer algo soy yo y tomármelo todo de otra manera. Y aunque no os lo creáis, lo estoy haciendo poco a poco.

3 comentarios:

  1. Quéjate y "vomita" todo lo que quieras, que para eso el blog es tuyo. Si a alguien no le gusta, que no lea la entrada.

    Sé que dicen por ahí que para ser feliz hay que ser positivo, y vivir en plan zen y no sé qué más mierdas... Pero da igual, a veces despotricar es necesario. Si lo ha hecho hasta Ned Flanders xD.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente... mira, hace poco puse un comentario en un blog y un anónimo me dijo que me comprase un perro y dejase de contar mi vida. Me empecé a reír cuando lo leí... la gente está fatal, en serio ¿y comentas para decirme a mi que me calle? ¡NO ME LEAS!

    En mi por lo menos, es necesario... porque yo soy o he sido muy de guardarme la mierda, y de verdad que eso acaba pasando factura. Tampoco me voy a quejar de todo lo que me pase, pero hay cosas que de verdad, no sé por dónde cogerlas.

    Me cago en la UCM. Esa es mi conclusión.

    ResponderEliminar
  3. Jo, cágate en todo el mundo que quieras y si necesitas mierda yo te presto.

    Es tu blog, quéjate de lo que te salga de la chirla y si eso te ayuda aunque sea un poquito, yo feliz.

    Siento mazo tener abandonado tu blog. En realidad he abandonado a todo el mundo y está feo.

    TE QUIERO MUCHO COPÓN.

    ResponderEliminar