13 mar. 2010

Día 5. ¿Puedo hacer una pompa?

Le dije a Aída que me ducharía después de desayunar, para no tener que levantarme tan pronto... con que me despertase 15 min antes de bajar a desayunar me bastaba. Aída puso la alarma a las 8 y le dije que si no me iba a despertar yo también y me dijo que no, que no oiría nada. No fue así, me desperté a las 8 escuchando la sintonía del despertador xD. Pero efectivamente, no me levanté de la cama hasta 15 minutos antes de bajar.
Estábamos muy decepcionadas porque al final ni fiesta, ni cesta de frutas ni . Así que dijo Aída que pensaba bajar con las zapatillas de estar por casa porque total, como nos ignoran nadie se iba a dar cuenta... pero justo ese desayuno iba a ser diferente.

Bajamos y como de costumbre, no estaba ninguna mesa preparada. Nos pusimos en una, Aída se quedó pero yo fui a ponerme hasta el ojete, como se tiene que hacer siempre en los desayunos de los hoteles. Cual es mi sorpresa que al volver veo a un camarero hablando con Aída, es más... veo aterrada cómo este hombre le pone la mano en la espalda. Me quedé atónita sosteniendo el plato viendo el panorama. Unas viejecitas comentaron conmigo aquella estampa... y entonces sucedió; el camarero coge de la mano a Aída y se la lleva. Las señoras diciendo "uy, ¡que se la llevan! Te quedas sin amiga..." Yo sonreí y huí de aquel lugar (sí, soy una valiente y una amiga de puta madre xD). Estuve dando un par de vueltas hasta que vi que se había marchado y entonces fui a ver si Aída estaba bien y qué cojones había pasado.

Esto debería contarlo ella, que es la protagonista pero como este es mi blog, pues nada... que resulta que el camarero se percata de que estaba Aída en esa mesa y no tenía cubiertos, llega con su salero y se pone a hablar con ella en plan "Ay, que no tenéis cubiertos... pues vente conmigo que están ahí" Quedaros con el detalle de que fueron de la mano (a parte de porque es patético) porque dice el buen hombre:
-Coge tú los cubiertos, que yo tengo las manos sucias
Madre mía, tiene unos huevos que colgando parecen bolsas... y luego vienen con dos rosas para nosotras, que una es del cocinero dice -.-u Mira, creo que prefería que nos ignorasen antes que todo esto, y cuando nos vamos dicen:
-Que se van las modelos... xD

Subimos a la habitación flipando, que ya vimos que les dieron un toque... pero eso ya es pasarse de amable. Y porque le pasó a Aída que ella es la bondad y no dice nada, pero vamos, a mi me toca la espalda o me coge de la mano y le digo que qué está haciendo. Para empezar, no hace falta tocar para hablar y en segundo lugar ¿qué coño te crees? ¿Que tengo 3 años y necesito que me lleven o que soy tu novia? Para esas cosas soy muy arisca xD.

Quedamos sobre las 12 con Lucho y Mila que iriamos en su coche para subir el Teide. Les contamos toda la historia, ya estaban al tanto de que nos trataban bastante mal y con esa historia se quedaron como nosotras, picuet. Vendrían también el resto de la familia. Primero paramos en un pueblecito para reunirnos todos y tomar un café. Llovía bastante... y estaba muy nublado, así que subimos... y subimos... curvas... y curvas.... mareo... y mareos xD. Y no se veía nada con las nubes, era una impresión, en un mirador bajamos y no se veía absolutamente nada y hacía un frío tremendo. Un niño de otra familia se bajó de una furgoneta con pantalones cortos y camiseta sin mangas.... fue corriendo a mear. Se le tuvo que congelar la pita, en serio.

Como no se veía nada, pues no merecía la pena seguir subiendo así que volvimos a bajar, esta vez por el sur y madre mía, cómo se nota el cambio de clima. ¿Sabéis por qué? ¿Os lo cuento? Pues es porque por al norte llegan los vientos alisios que son más fríos y como el Teide están en medio de la isla pues condensa las nubes y por eso hace peor tiempo. Por el sur llegan del sáhara y hace bastante más calorcete... claro que también es más desértico y el norte es muy verde (espero no haberme patinado en la explicación xD). Y ahí sí que pudimos ver el paisaje y era precioso. Ver las nubes por debajo de ti o a tu altura es fascinante.

Fuimos a comer a un restaurante que había ahí en medio de la nada... que su especialidad era un pollo con no se qué, no lo recuerdo pero estaba muy bueno y para no estarlo, porque el camarero nos lo vendió demasiado bien. Lo que sí recuerdo es que el baño era asssssssssqueroso xD y que me dolía la muela, pero me tome una pasti que me dio Mercedes y se me pasó. Aída iba a su ritmo... creo que todos habíamos hecho la digestión y ella seguía luchando contra el pollo xD. Las conversaciones con su familia, pues lo puto mejor... como siempre. Hasta me puse a contarles anécdotas de Sandra en la discoteca, cuando le rompió la camiseta a uno o cuando le pegó un puñetazo a otro XD.

Después de comer, nos fuimos a una playa del sur. Nos despedimos de Lucho y Mila y montamos en el coche de Berto. Jorge estaba contentísimo porque quería bañarse y en el sur podría hacerlo. El viaje en coche fue... curioso. No me maree tanto como a la subida, peeeeeero... ya estaba Pilar para marearnos, jajajajajaja. Yo miraba por la ventana todo el rato para intentar evadirme y no taparle la boca con un esparadrapo... Dios que pesssssssssada. No paraba de hablar en todo el viaje, y de hacer preguntas.... preguntaba todo. Si sus padres contaban alguna anécdota ella tenía que preguntar qué día fue, a qué hora fue, a quién le pasó... TODO. Hubo un momento en el que se puso más plasta todavía si cabe, estaba comiendo chicle y quería hacer una pompa:
-Papi, ¿puedo hacer una poma? Por favor... por favor... ¿Puedo hacer una pompa? ¿Puedo?
Por lo viso sus padres le prohibieron hacer pompas desde que se le cayó una en el coche y se quedó pegado en uno de los cinturones (en el que estaba Aída xD). Le dejaron hacer una y se le explotó:
-Jooo, se me ha explotado ¿puedo hacer otra? Por favor, que se me ha explotado... ¿puedo hacer una pompa?
En ese momento miré a Aída y pude ver reflejada en su cara la misma desesperación. Tenía la esperanza de que se durmiese o algo, pero no:
Pilar: Papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá
Begoña: Que...
Pilar: No, tú no... papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá, papá
BERTO POR DIOS CONTESTA A LA NIÑA Y QUE SE CALLE YA xD

Por fin llegamos a nuestro destino y nos bajamos del coche. Nos encontramos con Cuco, Carmen y Jorge. Los pequeñajos se fueron a ponerse sus bañadores. Nosotras también los teníamos pero no nos apetecía mucho meternos al mar. Jorge se mofaba de nosotras y nos llamó "tontas" como cientos de veces.
-¿No os vais a meter? Pues qué tontas...
-No seáis tontas, meteros... que os vais a arrepentir
Los mayores se sentaron en una terraza a tomar algo, y las jovencitas (osea, nosotras) dimos un paseo por la playa... un poco a nuestro aire. Dibujábamos en la arena, nos mojábamos los pies... fue un rato muy agradable ^^

Después al irnos, los chicos se fueron a un puestecito a comprar bolsas de patatas fritas y demás y Jorge se compró todo, absolutamente TODO lo que tenía ketchup xD. Fuimos a casa de Berto que se bajaron Begoña y Pilar y luego fuimos a casa del abuelo a visitarle. Allí estarían Lucho y Mercedes, también fueron Cuco y compañía. Jorge como no, liándola con un globo... jajajaja y se reía de su tío Berto por una foto antigua. El señor es adorable... vimos la casa y nos enseñaron más fotos. Llegó el momento triste y la despedida. A mi me dio muchísima pena, y eso que les había visto dos días... pero no sé, me habían hecho sentir tan cómoda... es de agradecer, se portaron fenomenal conmigo. Duró un buen rato la despedida... hasta nos dimos los móviles y todo :D

Volvimos a casa de Berto, que Pilar se iría a dormir a casa de Pilar, así que se las llevó Cuco. Subió Begoña y como no nos daba tiempo a volver a cenar al hotel, nos llevaron a un restaurante italiano. Y estuvimos charlando, nos contaron una movida de una señora que se lió con un alumno suyo, y que luego vio la Virgen y fundó una secta... en fin xD
Begoña: Era ingeniera, como Berto
Berto: No... como Berto, no. xD

Volvimos al hotel, y estábamos rendidas... se iba notando en cansancio de todos los días. Pusimos un rato el hilo musical y nos dormimos. A la mañana siguiente, teníamos que preparar las maletas porque ya nos íbamos. Bajamos a desayunar y fue todo normal. Tuvimos la idea de subir a la piscina en la octava planta, aunque sea para verla... que no la pisamos. Subimos, la vimos tan bonica y tan fresquita que fue en plan:
Aída: ¿Nos da tiempo a darnos un bañitos?
Sally: SIIIIIIIIIIIII

Eran las 10 y vendrían a recogernos para ir al aeropuerto sobre las 12. Nos fuimos corriendo, de hecho Aída ya se estaba quitando los pantalones en el ascensor xD. Tuvimos que desaher las maletas para sacar el bikini... jajajajaja. Nos los pusimos corriendo y volvimos a subir para darnos el último chapuzón :D
A las 11:30 ya nos fuimos a cerrar la maleta y dejar el hotel... fuimos a comprar unas cosillas y ya vino la guagua a por nosotras. No quería irmeeeeeeeeeeeeee



Árboles del Teide a través del coche

Bajando al sur

Nubes tragandose el Teide

Flor que me regaló Carmen


Vistas desde el Teide

Playa



Piscina

4 comentarios:

  1. Me encanta la foto de los árboles desde el coche!!! *_* Me las tienes que pasar.

    Madre mía... De lo que también me acuerdo es de lo de "Aquello de ahí es una manta esperancera" y al rato "Bueno, y eso que veis es una manta esperancera" xDDDDDDD Como lo de la plaza del motorista, lo del SAMU, lo de la camarera de la heladería que era MUY coja...

    Me da pena hasta leer esta última entrada... Les echo de menos! Y también echo de menos pasar todo el tiempo contigo. Me alegro de que nos fuera tan bien, que yo soy muy independiente y no con todo el mundo estoy agusto, por mucho cariño que le tenga (por eso te digo lo de no ir a la casa de B&B)

    Muak!

    ResponderEliminar
  2. HOSTIAAAAAAAAAAA SI SI Menos mal que los has puesto tú ahora en el comentario, joder... es que se me olvidan tantas cosas... pero así se queda en el recuerdo también. Qué risas xD.

    Aunque yo ya estaba harta y quería terminar las entradas ya... tb me da penica, pero ahí estaran para el recuerdo y seguramente vuelva y me las leere mil veces en todo este año.

    Yo tambien echo de menos muchas cosas!!

    PD: Las fotos, sí sí... el pen que no se me olvide!

    ResponderEliminar
  3. carlos ya sabes quien4 de abril de 2010, 0:40

    Me parto con el jaleo que montasteis por que eran desagradables, al final fue peor el remedio que la enfermedad jajajajajajajaa me han encantado las crónicas, que envidia, debe ser todo precioso...

    Yo tengo la misma depresión post tunez, incluso ahora la misma depresión post oropesa, os entiendo, sed fuertes!!!!! jajajajajajaajaj

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Desde luego que fue peor el remedio que la enfermedad xD. Menos mal que fue el último día... jajajajaja no quiero imaginar tanta atención desde el principio, me agobio mucho.

    Ya me imagino.... gambitero... pero tenemos que ser fuertes :(
    ya me contaras tu viaje!

    ResponderEliminar