18 oct. 2010

Comienza el curso

Comienza el curso y mi cuarto año de carrera. A mi me gusta decirlo así. ¿Os dais cuenta? Cuatro años... si es que ya he pasado el ecuador, estoy más cerca del final que del principio. En teoría me quedaría un año, pero todos sabemos que se convertirán en dos si son pequeños. ¿Es acaso un problema? Qué va, no me preocupa en absoluto. Si tienes claro que quieres acabar algo, da igual el tiempo que tardes.

Lo que sí me preocupaba era no aparecer en la orla con mis amigos. Pues vaya preocupación de mierda, pensaréis... pero es que me hace ilusión. Me han informado de que no hay problema con eso. Aunque no nos licenciemos juntos, haremos las fotos el mismo año. Tiene que ser toda una satisfacción personal verte con esa cosa morada y el gorrito. Y además que tu familia lo exhiba con orgullo en medio del salón.

Pero para eso todavía queda mucho tiempo. Voy a centrarme en mis espectativas de este año y a contaros un poco el comienzo del curso. Me tocó ser la última en hacer la matrícula, por cuestión de apellido. Empezaban por la J y yo soy la I por lo que ya me empecé a mentalizar de que me tocaría turno de tarde. Osea, estar sola. No me triunfaba mucho la idea, pero hasta el último día guardé esperanzas... Pero efectivamente, no había ni una mísera plaza para ninguna asignatura por la mañana.

Por lo menos pude elegir el grupo de tarde que quería. Algo que me animaba era que no tendría clase los viernes, aunque tuve que cambiarme de grupo en dos asignaturas para conseguirlo. Y me vino estupendamente por algo que ya os contaré en la próxima entrada. No sé cómo hice la matrícula, porque era un caos el metanet... pero sé que la hice bien porque no me han llamado, y además no he tenido que ir a reclamar nada tampoco. Un alivio, eso que les ahorro a los de secretaría. Porque yo no dejaba de ver día tras día una cola inmensa a todas horas.

Mi primer día de clase fue un ADV total, porque creía que tenía clase a las 4 pero no, resulta que era a las 6. Estuve dos horas haciendo tiempo y ya me metí en el aula. Os recuerdo que estaba sola, no conocía a nadie. Estaba como una niña pequeña el primer día de cole. Muy nerviosa. Tenía que volver a hacer amigos, ¡pero si yo ya estoy muy mayor para eso! Me senté al final y me dediqué a observar a mis compañeros. Para decidir cuál merecía ser mi amigo y cuál no. Ahí estaban, hablando entre ellos felices y yo sin acercarme. El profesor tardaba mucho así que me armé de valor para preguntarle al muchacho que tenía delante. Me dijo que no iba a venir. Intenté conservar mi dignidad y le agradecí la información. Me fui, porque esa era mi única clase. Había ido para nada. Pero eso no es lo peor, cuando estaba en la cola del autobús me di cuenta de que me había dejado la chaqueta en clase. Fantástico.

Fue un comienzo bastante penoso, pero eso no significó nada. El lunes vuelta a empezar y pintaba muy bien la cosa. Profesores majetes, asignaturas interesantes y buenos compañeros. Tuve la suerte de sentarme al lado de Miriam y empezar así una nueva vida social dentro de clase. Después llegó Andrea y también Itziar. Creo que formamos un buen equipo.

También tengo que decir que el turno de tarde no es tan malo como lo pintan. A mi me está gustando mcuhísimo. Porque no tengo que madrugar, siempre duermo lo que necesito y así nunca llego tarde a clase. Eso es algo que siempre me pasaba, porque me cuesta muchísimo levantarme de la cama y además el metro nunca ayuda. Si había algún día que me despertaba antes de la hora, no se notaba porque se paraba el metro y llegaba tarde igualmente. Esto es así. En cambio, por la tarde el metro siempre va bien y lo más importante VACÍO. Por las mañanas me resultaba insportable tener que estar siempre de pie y no sólo eso sino que también rodeada de gente que no me dejaba ni respirar. Ahora siempre encuentro sitio y sólo tardo una hora en llegar a la facultad. No hay colas para el bus, ni en reprografía, ni en la cafetería... es maravilloso. El turno de mañana está sobrevalorado. Eso de "es que no se aprovecha la tarde"... pero ¿alguien se lo cree? ¿quién hace cosas de provecho después de clase? Lo que haces por la tarde lo puedes hacer por la mañana perfectamente. Sí o qué ¿o qué?

7 comentarios:

  1. Pues qué quieres que te diga, a mí cuando me tocaba ir por la tarde me ponía de muy mala leche, se me hacía todo eterno...yo sí aprovec`haba las tardes para tocarme el papo a gusto y feliz, prefiero levantarme supertemprano que perder la tarde (justo ahora por las mañanas no tengo nada que hacer, y por las tardes no me queda tiempo ni para merendar...ADV)

    En fin, que no te preocupes por lo de la orla, que aunque no os gradueis juntos y unos acabeis la carrera antes que otros va por promociones, otra cosa te digo, a mí lo de la orla me parece una tontería muy grande (EN MI CASO) me gasté un pastón por tener el recuerdo y las fotos del orgullo de los padres xDDDDD, pero pienso quemar la orla en cuanto la encuentre, porque paso de tener que ver a compañeros hijos de puta, que me destrozaron bastante la vida y profesores que me amargaron la existencia hasta el punto de casi abandonar la carrera con 4 asiganturas que me quedaban, como verás, el tema de la universidad conmigo...pues como que no me gusta ni me ilusiona, pero me gusta ver que a ti te hace ilusión, además ahora me estaba acordando del día de mi graduación que fue PATÉTICO, si pudiera volver atrás, hubiera estudiado lo mismo (porque me encanta mi carrera) pero en otro sitio, con otra gente...ojalá se pudiera...


    PD: Perdóname, hoy estoy demasiado bajonera, no veo nada positivo...

    ResponderEliminar
  2. Nada mujer... este es tu espacio! Desahogate como quieras ;)

    Hombre, con lo del turno cada uno tendrá su visión... los que me decían que era una mierda será porque para ellos lo era, no me lo dirían por joder (imagino)

    Yo tengo un amigo que estuvo los primeros años de tarde y no le gustaba nada, y ahora está de mañana y tan contento...

    A mi me encanta sobre todo porque no llego nunca tarde. Ojalá tuviese la determinación y fuerza de voluntad para levantarme cuando me despierto, pero es que no puedo. Y claro... llegar todos los días tarde llegaba un punto en el que ni entraba en clase porque ya me daba vergüenza. Y claro... me perdía muchas cosas.

    También es verdad que este cuatrimestre salía a las 7 y tenía pocas asignaturas. Ya veremos este cuatrimestre que a lo mejor ya no mola tanto...

    Sobre lo de la Orla, yo es por mis amigos... que somos mogollón y seguro que ocupamos la mitad XD. Afortunadamente he tenido buenos compañeros también... siempre ha habido mucho compañerismo. No me puedo quejar.

    ¿vendrás a mi graduación¿ vendrás a ver como me dan un papelito? XD

    ResponderEliminar
  3. HOMBRE...HOMBRE...QUIERO IR A TODAS VUESTRAS GRADUACIONES!!!! Y comer de gratis, que es lo que se hace, no???? XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJAJAJAJA yo no he ido a muchas, sólo a la de mi hermana y Leen... y en la de mi hermana ¡no dieron de comer ná!

    En cambio, la de Leen fue mucho más glamurosa porque fue en el IE y ahí sí que daban bebidas y comida y era todo fantástico.

    En la Complu con creo que sean tan finos XD

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que veas que el turno de tarde no es para tanto. Cuando me hablabas de eso yo te juro que pensaba "¿pero qué hace esta gente en su facultad por las tardes para verlo como un drama?".

    Yo prefiero no pensar en la graduación. De hecho, me importa bastante poco y creo que si me licencio con los de mi año, no iré a la fiesta por el ascazo que me dan gran parte de ellos.

    ResponderEliminar
  6. carlos ya sabes quien14 de febrero de 2011, 16:27

    jajajajajaj a mi lo de turno de mañana o de tarde me da un poco igual, total suelo pasarme el jodido dia entero metido en la facultad jajajajajaj

    a mi tambien me preocupa lo de la orla y más sabiendo que estaré de erasmus el año que viene, espero poder estar en la que están todos mis conocidos jajajaja que ademas también me apetece estar en la orla con la gente que no me cae bien, para después recordarlos y reirme jajajajajaj

    ResponderEliminar
  7. Es lo que tiene dar teoría y prácticas como las tuyas. Las mías ni se deberían llamar así, pero bueno...

    Además, como me ha dicho mi madre no pasa nada porque ahora se hacen los días más largos y no me daré ni cuenta. No tendré que volver por la noche, jujujujuju

    Lo de la orla... YA TE DIGO, por Dios, yo creo que es que esos también hay que recordarlo. Anda que no nos ecamos risas cada vez que vemos la nuestra del instituto XD

    ResponderEliminar