18 sept. 2011

La luz de la vida

Yo soy muy de fundir bombillas... por si nunca os lo había contado. Todas las que se estropean en mi casa es por mi culpa, le doy al interruptor y puuuuuuum: OSCURIDAD. Incluso al pasar al lado de las farolas de la calle algunas se apagan.

El jueves tuve un día horrible. De esos de tener unas ganas de morirte que te cagas. Fui a encender la lámpara de mi escritorio y se fundió. Cambié la bombillita y no se encendía. Estuvo así hasta el sábado que llegué a casa después de haber pasado dos días de lo puto mejor. Y entonces, SE HIZO LA LUZ.

Sé que es una chorrada impresionante, pero me parece curioso cómo con buen humor y una visión positiva de la vida, las cosas funcionan (literalmente). No es tan sencillo, lo sé... pero estos palos que te da la vida y las zancadillas que te ponen siempre sirven para algo, y sales reforzado. Así que está bien llorar, un rato, y que luego se encienda tu bombilla para seguir con tus planes. Que tarde o temprano se consiguen.

5 comentarios:

  1. (Modo ÑOÑO ON)Pues que sepas que tú eres la luz de la vida de muchas personas, así que haz el favor de no volver a apagarte, porque nos dejas a oscuras, una sonrisa tuya ilumina más que el sol(Modo ÑOÑO OFF)

    Y ahora me voy a cortar las venas...si te sirve de consuelo, mi hermana es como tú en el aspecto de que rompe las bombillas con sólo mirarlas xDDDDD Una vez lo hizo mientras hacía un trabajo en el ordenador, saltaron los plomos y CASI ME LA CARGO...así que, usa con responsabilidad tu super poder...

    Me alegro que estés mejor...MUAH!!!!!

    ResponderEliminar
  2. OOOOOOOOOOOOOOOOOOOISSSSSSSSS
    PERO POR FAVOOOOOOOOOR ¡¡QUÉ LINDA!!


    Después de haber vomitado amor, purpurina y arcoiris tengo que darte las gracias por este mensaje *__* y por todo.

    Porque si estoy de buen humor y he decidido no seguir pasándolo mal es gracias a vosotras. Siempre.

    Pues sí, debería aprender a usarlo porque en ocasiones me puede venir bien para meter mano a maromos... jajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Cómo se nota que eres psicóloga, ehhhh. Pero no humanista, de lo otro. (Te estoy vacilando, que por escrito no se nota)

    Fuera coñas, estoy de acuerdo en lo de llorar y que luego se encienda la bombilla. Y ahora que estoy aquí haré lo posible para que la tengas siempre encendida. Me ha encantado pasar esos dos días que han sido lo puto mejor contigorl.


    Está muy bonito tu blog con la plantilla nueva, tía! Qué guay.


    PD: Me he reído en alto con lo de que cuando pasas algunas farolas se apagan. Me ha hecho mucha risa de imaginármelo.

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA soy un poco humanista, lo tengo que reconocer... xD

    AY AY PERO ¿CÓMO ME DECÍS COSAS TAN BONITAS? Muchísimas gracias, así es imposible que no me encienda (pero en el sentido metafórico, no de encenderme de ponerme cachonda... bueno, ya me entendéis)

    Ayer fundí otra bombilla de una farola, te lo juro... y fue en un momento en el que me estaba poniendo de mala hostia. En serio, TENGO UN PODER.

    ResponderEliminar
  5. Tía, pues si vieras lo alto que voló un avión de papel que me dio por tirar por la ventana... A mi se me cuajó el alma.

    ResponderEliminar