3 mar. 2009

Mamá, quiero ser budista

¿Hay que empezar el curso prendiéndole fuego al profesor de filosofía?

No enseguida. Esperad un poco. Al menos dadle tiempo de mostrar sus aptitudes antes de mandarlo a la hoguera. Lo sé, se os ha prevenido contra la asignatura: no sirve para nada, no se entiende lo que cuenta el que la enseña, acumula preguntas sin dar nunca respuestas, a menudo se reduce a la copia de un curso dictado y a los dolores de muñeca asociados etc. No os equívocas del todo, a menudo ese es el caso. Pero tampoco tenéis razón completamente pues no siempre es verdad...

Esta hoja nos fue entregada el primer día de filosofía de la psicología. Esto ya dice mucho del profesor, la verdad. Además nos deja los apuntes en reprografía... en clase apenas tienes que escribir nada. Esto te da una tentación enorme para no asistir a sus clases, pero una vez que vas... repites. Cosa que agradezco mucho, esta clase y las de estadística son las que me animan a ir a la universidad porque el resto se ha convertido en mierda (bueno, en percepción aunque no entienda todo es bastante entretenido).

El caso es que de momento me esta gustando bastante la asignatura, no sé cómo seguirá pero el tema de introducción estuvo bastante interesante: Filosofía occidental y filosofía oriental.
Hay grandes diferencias y yo os hablaré de la principal así llanamente para que me entendáis y a mí me sea más fácil de explicar (porque me cuesta mucho expresarme) .
El budismo, aparte de ser una religión ateísta, es una filosofía de vida. Mientras los occidentales no dejamos de hacernos preguntas y pensar en respuestas inexistentes... los orientales simplemente observan. Os pongo un ejemplo;

Poema japonés (Basho)
Cuando miro con cuidado
¡Veo florecer la nazuna
Junto al seto!


Poema inglés (Tennyson)
Flor en el muro agrietado
Te arranco de las grietas;
-Te tomo, con todo y raíces, en mis manos,
Florecilla- pero si pudiera entender
Lo que eres con todo y sus raíces, y, yodo en todo
Sabría qué es Dios y qué es el hombre


Basho simplemente mira la flor, no la toca... se mantiene inactivo en contraste con Tennyson que sí arranca la flor, quiere satisfacer su curiosidad aunque la planta muera. Es como un científico que quiere diseccionarla y analizarla.

El método Zen consiste en penetrar en el objeto mismo y verlo desde dentro, así se conocen sus secretos y los secretos del universo, lo que incluye todos los secretos de mi propio yo.
El profesor nos puso muchos más ejemplos, como pequeñas historias... una de ellas trataba sobre dos monjes que estaban al lado de un río y se acercó una mujer muy atractiva y les pidió si la podían ayudar a cruzar el río. Uno de ellos accedió y la cogió en brazos. Esa misma noche, mientras estaban cenando uno le dijo al otro "no esta bien lo que has hecho" a lo que respondió el otro monje "ya esta hecho, ¿Qué importa ahora?".Es como si el primer monje fuésemos los occidentales, siempre pensando en lo que hemos hecho y dándole vueltas a las cosas, en cambio el otro monje actúa simplemente y acepta las cosas como son.

Otro ejemplo interesante trata sobre un samurai que le pregunta a su maestro qué es el cielo y qué es el infierno. El maestro comienza a insultarle, a humillarle delante de todos los presentes. El samurai enfurecido coge su espada amenazando al maestro que le dijo: "Eso es el infierno". Arrepentido tiró la espada y se inclinó, a lo que le dijo el maestro: "Eso es el cielo".
En vez de explicarle las miles de teorías que hay, o hablarle de todo aquello... lo que el maestro quiso fue que experimentara, que viviese lo que son cada una de las dos cosas.
Otra cosa que me llamó bastante la atención sobre el budismo fue lo siguiente, dicen esto:
Si te encuentras con Buda en tu camino, mátalo

Es como si a un cristiano le piden que mate a Jesucristo. Lo que quiere decir esta frase es que no tienes que adorar a nadie, no existe un ídolo fuera de ti. Buda somos todos.
Todos tenemos un camino, nos lo pueden indicar pero tenemos que recorrerlo nosotros. No es que una filosofía sea mejor o peor que otra, pero haciéndonos tantas preguntas en ese camino no resolvemos nada, nos entretenemos. A veces es mejor caminar simplemente, que a algún lugar llegaremos.

4 comentarios:

  1. Me encanta la filosofia del budismo, si te alejas de el tratamiento que ha recibido a lo largo de la historia y te centras en el dogma es una manera bonita de intentar entender las cosas que nos rodean y a nosotros mismos, que a veces no se como lo veras pero a mi me parece lo mas dificil jejejejeje.

    Actualizacion cool! ^__~

    ResponderEliminar
  2. carlos ya sabes quien4 de marzo de 2009, 18:27

    Bonita actualizacion, depués de la anterior que no se bien como explicarla...

    La verdad es que el budismo es una filosofía de vida preciosa...

    A propósito, el poema japones se llama haiku.

    un beso

    ResponderEliminar
  3. Genial , simplemente genial..

    Cuanto tenemos que aprender de los orientales, en mi opinion..

    Algo similar a esa comparación hice yo en mi megatrabajo sobre los videojuegos japoneses...
    Me encantan estas cosas..

    Un kissazooo

    ResponderEliminar
  4. Estoy con los chicos, los orientales nos dan mil vueltas en cuanto al conocimiento de la vida, el ser y la naturaleza.

    En Irlanda nos hacían crear haiku. Un día podríamos ponernos todos a ello.

    Un besito

    ResponderEliminar