22 mar. 2009

Viaje a Barcelona vol.3

Esa noche Nerea no durmió con nosotros, porque su cama estaba bastante mal, como pudisteis comprobar en la foto del volumen 1. Pero si se creía que iba a dormir mejor... se equivocaba porque allí no roncaba uno, SINO DOS. Aldo y Jairo les dieron la nochechita.

El caso es que entran a despertarnos para ir a desayunar y todo eso... y yo vestida en la cama, medio dormida oía todos los ruidos y golpes. Llegó Nerea muy activa y no hacía otra cosa que gritar mi nombre para que me despertase. Os juro que todavía tengo esa voz metida en la puta cabeza yo costentaba: ¿QUE COÑO QUIERES?. Y no se le ocurre otra cosa que darme hostias en el culo. Mirad, porque es mi amiga y apenas tenía fuerza pero os juro que la hubise metido una patada en la boca. Si cuando me levanto no estoy de humor... de resaca menos, creedme.

No desayuné...apuré al máximo la cama y ya cuando no hubo más remedio... me levanté a ducharme y luego nos fuimos. Nuestro destino era MontJüic. Otra vez a Plaza Cataluña a coger un bus para ir hasta allí. Preguntando se llega a todas partes y en toda Barcelona nos topamos con unos 5 personas amables y una no cuenta porque era madrileña. Fue el banquero que le cambió los 50€ a Niko. Después de un largo trayecto, llegamos y contemplamos toda la cuidad de Barcelona delante nuestra. Subimos hasta arriba del todo y vimos todo mucho más bonito... unos parques, todo verde precioso. El tiempo nos seguía acompañando con un solazo para que pudiesemos hacer fotacos. Llegamos a un castillo y detrás se veía el mar, y el puerto
Estuvimos desncansando un buen rato allí, y la gente no dejaba de hacerse fotos con unos tanques que había ahí (se distraían con lo más tonto... como críos). Las vistas eran bonitas. Había un montón de gatitos,.


Fuimos a comer, nos hicimos nuestros sandwiches y comimos en una terracita, nos dejaron si consumiamos algo, y compramos ahí las bebidas. La frase más repetida del viaje también fue la de Nere: "Yo he venido aquí a andar y a conocer sitios, no a descansar" que tiene toda la razón así que movimos a las masas para volver a bajar y contemplar esos parques.
Mientras bajábamos vimos un supertobogán y todos corriendo a tirarnos por él. Eran muy altos, porque había dos. Nos estabamos tirando por uno... porque el otro estaba ocupado por niños. La verdad que fue divertido... me tiré unas dos veces pero decidí ir a por el otro que era mucho más peligroso. Resulta que por el que nos tirabamos hacía una curva al final que te frenaba un poco, pero por el que me tiré yo, la curva estaba al principio por lo que hacías un sprint acojonante. No me di cuenta y bajé a toda hostia y claro... al bajarme del impulso que llevaba me quedé de pie ande unos pasos hacia delante pero no pude evitar caerme.

El padre de los niños partiendose, la madre igual... los niños flipando y yo tirada en el suelo. Mi instinto maternal protegió la cámara de fotos que llevaba colgando y me apoyé con una mano que quedó fatal y me di en las dos rodillas. Enseguida vino Mario corriendo hacia mi en plan película:
-NOOOOOOOOOOOOOOO

Y se tiró encima de mi... no todos vieron mi caída pero cuando me vieron reirme se despreocuparon. La verdad que bueno... no fue mucho y en el momento no me di cuenta pero me dolía bastante. Lo de la mano era muy molesto y las rodillas... me dirás con todo lo que teníamos que andar. Yo aún así aguantando como una campeona y fuimos a ver el estadio olímpico.

Otra cosa, que ves siempre en la televisión... que has visto las olimpiadas y que no te crees al llegar que sea eso. Vimos donde cayó la flecha olímipica y entramos dentro. La verdad que eso sí me lo esperaba más grande.... Aún así es un orgullo y satisfacción haberlo visto y estar allí. Es que lo cuento todo así com de pasada, pero lo mejor es verlo... era todo precioso.

Después seguimos bajando para ver el Palacio de la Música, no sin antes pasar por el "paseo de la fama" donde deportistas tenían ahí puestos sus pies... como las estrellas de Hollywood, pero en zapatillas. Vimos también una famosa fuente que no recuerdo cómo se llama y llegamos a la Plaza de Colón.
Allí cogimos un autobús para ir a la playa y estar allí al anochecer. No había mucha gente, y la verdad que yo tenía unas ganas tremendas de ver el mar. Me encanta... me encanta el agua, ver las olas, tocar la arena... Estuvimos bastante tiempo allí y luego ya volvimos al hostal

Que bueno, se me olvidó contaros que la cena del día anterior eran espaguetis y los cocinamos en la cocina común, llena de gente y tal... y pusieron demasaidos en la olla y tuvieron que quitar la mitad, se quedaron blandurrios... no había suficiente para todos, jajajaja un caos.
Pues la cena de esta vez estaba más organizada ya que eran tortillas o huevos fritos. Marina era la cocinera oficial... yo siempre que intentaba ayudar la cagaba así que me limitaba a fregar.

Una vez cenados, pensabamos salir todos de fiesta. Salimos, caminamos... caminamos... y no encontrabamos ningún sitio bueno ni barato. No nos poníamos de acuerdo... eramos demasiados... así que cómo no SALTARON CHISPAS. Al final entramos en un garito que no estaba mal, aunque nunca imaginé que remezclaran la canción de I need a Hero de Bonnie Tyler. Nere con su cara larga... estuve con ella descansando y estuvimos maruejando, luego se unieron las demás. Cuando cerraron el garito este, Irene, Nere y yo nos fuimos al hostal y el resto siguió de marcha por ahí. Bueno, eramos como la madrastra de cenicienta y las hermanastras. Yo me lo pasé pipa la verdad.

Estuvimos en la habitación hablando y llegaron el resto. Reconozco que aunque Cris seguía roncando, esa noche dormi porque estaba muerta de cansancio y llevaba mucho tiempo sin descansar. Aunque me asustaba de alguno de sus ronquidos.

A la mañana siguiente pudimos levantarnos... pero de eso os hablaré en la próxima entrada amigos ;)


2 comentarios:

  1. Jo! qué guay todo! jejeje
    Si me vieras aquí en mi habitación, partiendome el ojete yo sola cuando he leído lo del tobogán xDDD.

    Y aunque reconozco que no es algo en lo que me vaya la vida...no he podido evitar sentir envidia (sana) con lo del mar. Será posible que con 20 añacos aún no haya visto el mar? xD

    Espero ansiosa el vol.4...y que no acaben! jeje

    ResponderEliminar
  2. Ay! Madre mía... ¿todavía no has visto el mar? Pues para mi es una de las mejores sensaciones, pisar y tocar la arena, me encanta. Y mirarlo... bañarme no tanto aunque me encanta el agua xD.

    Todavía me duele la rodilla derecha... jajaa

    ResponderEliminar